Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Persistencia del bocio endémico en Sudán pese a la aplicación desde hace tiempo de programas para controlar los trastornos por deficiencia de yodo

Abdel Monim MH Medani, Abdelsalam A Elnour & Amal M Saeed

Objetivo

Describir el estado de los trastornos por deficiencia de yodo (TDY) en Sudán más de 25 años después de poner en marcha los programas de control de los TDY y descubrir las causas del bocio endémico en el país.

Métodos

Se realizaron las pruebas de TDY a 6083 alumnos de entre 6 y 12 años procedentes de las capitales de nueve estados en diversas zonas del país empleando los tres indicadores recomendados por la Organización Mundial de la Salud: la prevalencia del bocio y las mediciones realizadas en laboratorio de la concentración urinaria de yodo en muestreo casual de orina y de la concentración sérica de tiroglobulina (Tg). También se midieron las concentraciones séricas de tiroxina (T4), triyodotironina (T3) y tirotropina (TSH); así como la secreción urinaria de tiocianato, que puede afectar al transporte de yodo a los tirocitos.

Resultados

La prevalencia de bocio en las diversas muestras osciló desde un 12,2% a un 77,7% y fue en total de un 38,8%. La media global de concentración urinaria de yodo fue de 6,55 μg/dl. La media más baja se registró en la ciudad de Kosti (2,7 μg/dl), situada en el centro del país, y la más elevada (46,4 μg/dl), en Puerto Sudán, en la costa del Mar Rojo. La concentración sérica más elevada de Tg (66,98 ng/ml) se registró en la ciudad de Kosti, donde también se registró la mayor prevalencia de bocio.

Conclusión

Los TDY siguen siendo un problema de salud pública en las zonas urbanas de Sudán, y la deficiencia de yodo parece ser el principal factor etiológico implicado.