Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Atención auditiva proporcionada en la comunidad a lo largo de toda la vida

Jonathan J Suen, Kaustubh Bhatnagar, Susan D Emmett, Nicole Marrone, Samantha Kleindienst Robler, De Wet Swanepoel, Aileen Wong & Carrie L Nieman

La pérdida de audición no tratada se reconoce como una prioridad sanitaria mundial cada vez mayor debido a su prevalencia y a sus efectos perjudiciales para la salud y el bienestar. Recientemente, se había avanzado poco en la expansión de la asistencia auditiva más allá de los modelos tradicionales basados en clínicas para incorporar enfoques de salud pública que aumenten la accesibilidad y asequibilidad de la asistencia auditiva. Como se ha demostrado en numerosos países y para muchas condiciones sanitarias, delegar las tareas de atención sanitaria a los trabajadores sanitarios de la comunidad (CHW) ofrece ventajas como enfoque complementario para ampliar la prestación de servicios sanitarios y mejorar la salud pública. Este documento explora las posibilidades de la delegación de funciones para ofrecer atención auditiva a lo largo de toda la vida mediante la revisión de distintos proyectos en curso en una variedad de entornos: Bangladesh, Estados Unidos de América, India y Sudáfrica. Los programas seleccionados capacitan a los CHW para que ofrezcan una amplia gama de servicios de atención auditiva, desde exámenes auditivos para la infancia hasta el tratamiento de la pérdida de audición relacionada con la edad. Discutimos las lecciones aprendidas de estos ejemplos para informar las mejores prácticas sobre la delegación de funciones dentro de la atención auditiva proporcionada en la comunidad. La evidencia preliminar apoya la factibilidad, aceptabilidad y efectividad de la atención auditiva proporcionada por los CHW en estos variados entornos. Para seguir avanzando, la atención auditiva proporcionada en la comunidad debe basarse en modelos establecidos de los CHW y garantizar una formación y supervisión adecuadas, la delimitación del campo de aplicación, el apoyo de la legislación local y nacional, la incorporación de la tecnología adecuada y el análisis de los costes de los programas y la relación coste-eficacia. En vista de las pruebas cada vez más numerosas, la atención auditiva proporcionada en la comunidad puede ser ahora una solución para mejorar la equidad en la salud auditiva.