Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Exámenes de audición y visión para niños en edad preescolar mediante el uso de tecnología móvil, Sudáfrica

Susan Eksteen, Stefan Launer, Hannah Kuper, Robert H Eikelboom, Andrew Bastawrous & De Wet Swanepoel

Objetivo

Implementar y evaluar un programa comunitario para examinar la audición y la visión de los niños en edad preescolar en el Cabo Occidental, Sudáfrica, apoyado por la tecnología de salud móvil (mHealth) e impartido por los trabajadores de la salud de la comunidad (CHW, por sus siglas en inglés).

Métodos

Capacitamos a cuatro CHW para que realizaran exámenes sensoriales duales en centros preescolares de Khayelitsha y Mitchells Plain entre septiembre de 2017 y diciembre de 2018. Los CHW examinaron a niños de 4 a 7 años de edad utilizando las aplicaciones de software mHealth en teléfonos inteligentes. Se utilizó el análisis de regresión logística para evaluar la asociación entre los resultados del examen y la edad, el sexo y la duración del mismo, y, en el caso de la audición, los niveles excesivos de ruido de fondo.

Resultados

Los CHW examinaron al 94,4 % (8 023/10 362) de los niños que reunían los requisitos en 271 centros, a un coste de 5,63 dólares estadounidenses por niño. El número de niños que no pasaron una prueba inicial de audición y visión fue de 435 (5,4 %) y 170 (2,1 %), respectivamente. El fallo de la prueba de audición se asoció con tiempos de prueba más largos (razón de momios, RM: 1,022; intervalo de confianza del 95 %, IC: 1,021-1,024) y niveles excesivos de ruido de fondo a 1 kHz (p.ej. RM para el oído izquierdo: 1,688; IC del 95 %: 1,198-2,377). El fallo del examen visual se asoció con una mayor duración de la prueba (RM: 1,003; IC del 95 %: 1,002-1,005) y una edad más temprana (RM: 0,629; IC del 95 %: 0,520-0,761). Del total de niños examinados, 111 (1,4 %) fueron diagnosticados con un impedimento auditivo y/o visual.

Conclusión

mHealth, con apoyo de los CHW, realizó exámenes de audición y visión en los centros preescolares y proporcionó un servicio de bajo coste, aceptable y accesible, lo que contribuyó a reducir el número de remisiones a las instituciones de salud pública con recursos limitados.