Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) – Canadá

Brote epidémico
1 de febrero de 2015

El 27 de enero de 2015, el Centro Nacional de Enlace para el RSI del Canadá notificó a la OMS un caso de infección humana por virus de la gripe aviar A(H7N9) confirmada mediante pruebas de laboratorio. El 30 de enero se confirmó un segundo caso en otra persona que había viajado a China con el caso anterior.

Ambos casos volaron de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (China) a la Columbia Británica (Canadá) después de haber viajado por China. Durante el viaje estuvieron expuestos a aves de corral vivas, aunque no tuvieron contacto directo con ellas.

El primer caso presentó síntomas el 14 de enero y fue visto por un médico al día siguiente. Tras la confirmación de la gripe A mediante pruebas de laboratorio, fue tratado con antivíricos durante 5 días. Las pruebas de detección del virus de la gripe A(H7N9) dieron positivo el 26 de enero.

El segundo caso, con afecciones de base, presentó síntomas el 13 de enero, y fue visto por un médico ese mismo día. El 19 de enero inició un tratamiento de 5 días con antivíricos. Las pruebas de detección del virus de la gripe A(H7N9) dieron positivo el 29 de enero.

Ninguno de los dos pacientes fue ingresado, y ambos se han recuperado de sus síntomas respiratorios agudos. Ambos aceptaron mantenerse aislados en su casa.

Medidas de salud pública

Se están rastreando y observando los contactos domésticos y sanitarios de ambos casos.

No se emprendió un seguimiento de los demás pasajeros porque los pacientes no presentaron síntomas durante el vuelo, y una vez que estos aparecieron ya se había pasado el periodo de incubación desde la fecha del vuelo.

La OMS sigue de cerca la evolución de la situación y evalúa el riesgo regularmente. Hasta la fecha, la evaluación global del riesgo relacionado con el virus H7N9 no ha cambiado.

Consejos de la OMS

La OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos.

La OMS no recomienda la realización de exámenes especiales en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes.

La OMS alienta a los países a que sigan reforzando la vigilancia de la gripe, en particular la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves; examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005), y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.