Preparación y respuesta ante emergencias

Septicemia meningocócica asociada a la asistencia a un funeral – Liberia

Brotes epidémicos
6 de julio de 2017

El presente parte es una actualización del titulado «Conglomerado de casos mortales inexplicados – Liberia», publicado el 5 de mayo de 2017 y actualizado el 10 de mayo de 2017.

El 25 de abril de 2017, el Ministerio de Salud de Liberia notificó a la OMS y a los asociados un conglomerado de casos mortales de etiología desconocida en el condado de Sinoe. El primer caso se registró el 23 de abril de 2017 en un niño de 11 años con diarrea, vómitos y confusión mental que fue hospitalizado después de asistir al funeral de un líder religioso el 22 de abril de 2017. El paciente falleció una hora después de su ingreso.

Entre el 23 de abril y el 7 de mayo se notificaron en tres condados (Sinoe, Grand Bassa y Montserrado) 31 casos, 13 de ellos mortales y uno con secuelas neurológicas, de una enfermedad desconocida asociada a la asistencia a un funeral. La mayoría de los casos no presentaron fiebre, pero sí dolor abdominal, diarrea, vómitos y confusión mental. Algunos tenían púrpura y/o petequias. La mayoría de ellos estaban relacionados entre sí por vínculos sociales, familiares o escolares. Todos habían asistido al funeral, excepto dos que posteriormente se identificaron como contactos del caso inicial.

El 8 de mayo, el Ministerio de Salud informó a los asociados y al público de que las muestras de los pacientes habían dado positivo para Neisseria meningitidis del serotipo C en análisis efectuados en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos de América, por lo que concluyó que se trataba de un brote de enfermedad meningocócica. Posteriormente, en 14 de los 31 casos se confirmó la presencia de N. meningitidis del serotipo C mediante PCR de muestras clínicas analizadas en el Laboratorio Nacional de Referencia de Liberia o se estableció clínicamente este diagnóstico debido a la presencia de púrpura fulminante. Los resultados de las pruebas de laboratorio fueron confirmados también por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles y el Instituto Nacional de Salud Laboral de Johannesburgo (Sudáfrica) y por pruebas serológicas realizadas en tres casos en el Instituto Pasteur de Francia. Las características temporales del brote son inusuales y plantean la presencia hipotética de un cofactor.

Además, el mismo 8 de mayo, el Ministerio de Salud informó a los asociados y al público de que las investigaciones toxicológicas realizadas por los CDC en muestras de orina de tres casos no sugerían que el brote se debiera a una intoxicación. Se analizó la presencia de metabolitos de plaguicidas y metales tóxicos.

El 20 de junio, el Ministerio de Salud fue notificado de que los resultados de las investigaciones toxicológicas realizadas en el Centro de Química Analítica de Viena (Austria) en muestras de alimentos, agua y refrescos consumidos durante el funeral tampoco sugerían una intoxicación. También se analizaron más de 600 toxinas fúngicas y bacterianas, sin que ninguna de ellas estuviera presente o superara los límites reglamentarios.

Respuesta de salud pública

Con el apoyo de la OMS, los CDC, la Red Africana de Epidemiología de Campo (AFENET) y otros asociados, el Ministerio de Salud inició investigaciones in situ al día siguiente de la alerta. Al inicio del brote no se identificó ninguna enfermedad, y a las 24 h de la alerta ya se había descartado como causa la enfermedad por virus del Ebola (EVE).

La dirección de las actividades de respuesta se asignó al Instituto Nacional de Salud Pública de Liberia. La OMS, los CDC, el UNICEF y Médecins sans Frontières reforzaron la respuesta sobre el terreno, y la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) prestó apoyo a la coordinación internacional y al intercambio de información. Se pusieron en marcha las siguientes actividades de respuesta:

  • La mayoría de los casos de Sinoe fueron tratados en el hospital local de Greenville, capital del condado, y recibieron un tratamiento acorde con el protocolo para la EVE.
  • En el hospital local se reforzaron las medidas de prevención y control de infecciones.
  • Se realizó una búsqueda activa de casos, y los asistentes al funeral y los contactos íntimos de los casos fueron seguidos durante 21 días.
  • Se autopsiaron dos casos.
  • Se recogieron 70 muestras (58 clínicas y 12 de alimentos) que fueron enviadas para análisis al Laboratorio Nacional de Referencia, en el condado de Margibi, y a los Estados Unidos, Francia, Sudáfrica y Austria.
  • Se distribuyeron quimioprofilácticos a todos los asistentes al funeral, los contactos de los casos, el personal sanitario y los enterradores.
  • Se consideró una estrategia de vacunación contra la meningitis C, pero no se puso en práctica debido a la ausencia de transmisión secundaria.
  • Se procedió a la movilización social con el apoyo del UNICEF.

Evaluación del riesgo por la OMS

En ausencia de conocimientos exactos sobre la epidemiología del brote, no se puede descartar el riesgo de recurrencia. Sin embargo, teniendo en cuenta los conocimientos actuales sobre la epidemiología de la enfermedad meningocócica, se considera que dicho riesgo es bajo.

La prontitud y eficiencia de la respuesta a este brote es el resultado de la experiencia adquirida en Liberia tras el largo brote de EVE de 2014. Gracias a ello, se procedió rápidamente a la identificación del brote, la realización de pruebas y la exclusión de la EVE como causa, a la identificación y seguimiento de los contactos, y a la colaboración entre el país y los asociados para analizar muestras humanas y medioambientales, con la consiguiente identificación de la causa de la enfermedad.

Consejos de la OMS

Sobre la base de la información disponible, la OMS no recomienda la imposición de restricciones a los viajes a Liberia ni al comercio con este país.

La OMS recomienda que, al tratarse de una enfermedad epidemiógena, la septicemia meningocócica sea incluida, junto con la meningitis por Neisseria meningitidis, en la vigilancia sistemática en Liberia.