Preparación y respuesta ante emergencias

Brotes de hepatitis A que afectan sobre todo a hombres que tienen relaciones homosexuales — Regiones de Europa y las Américas

Brotes epidémicos
7 de junio de 2017

Entre junio de 2016 y mediados de mayo de 2017 se ha notificado en países con baja endemicidad de la Región de Europa y de la Región de las Américas (Chile y Estados Unidos) un aumento inusual del número de casos de hepatitis A que han afectado sobre todo a hombres que tienen relaciones homosexuales (HRH).

Hasta el 16 de mayo de 2017, 15 países de la Región de Europa (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Noruega, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia) habían notificado 1173 casos relacionados con tres brotes distintos de hepatitis A, cada uno de los cuales ha afectado a varios países.

En Chile se habían notificado 706 casos de hepatitis A hasta el 5 de mayo de 2017. En los Estados Unidos, el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York ha observado un aumento del número de casos de hepatitis A en HRH sin antecedentes de viaje al extranjero.

En entornos con baja endemicidad, la OMS recomienda la vacunación contra la hepatitis A en grupos de alto riesgo, como viajeros a zonas endémicas, HRH, consumidores de drogas inyectables y pacientes con hepatopatías crónicas.* En los HRH el principal factor de riesgo está relacionado con la transmisión sexual, y en particular con los contactos sexuales oroanales. La mayoría de los países afectados han recomendado sistemáticamente la vacunación de los HRH.

Este evento es especialmente preocupante desde el punto de vista de la salud pública, dada la escasa disponibilidad mundial de vacunas contra la hepatitis A. Además, entre junio y septiembre de 2017 tendrán lugar varios festivales nacionales e internacionales del orgullo gay, entre ellos el Festival Mundial del Orgullo Gay, que este año se celebrará en Madrid del 23 de junio al 2 de julio.

En este sentido, la OMS pide a los países que notifiquen a los Puntos de Contacto regionales de la OMS para el Reglamento Sanitario Internacional cualquier aumento inusual del número de casos de hepatitis A entre los HRH.

Evaluación del riesgo por la OMS

La infección por el virus de la hepatitis A es generalmente aguda y autolimitada. No causa hepatopatía crónica y raramente resulta mortal. Algunos pacientes pueden presentar síntomas más graves durante periodos de hasta algunos meses. El virus se transmite cuando una persona no infectada (o no vacunada) ingiere agua o alimentos contaminados por heces de personas infectadas, pero también puede transmitirse mediante contacto físico íntimo con una persona infectada, manos sucias o contactos sexuales.

La hepatitis A es poco frecuente en los países con baja endemicidad. Puede aparecer en adolescentes y adultos de grupos de alto riesgo, como consumidores de drogas inyectables, HRH, viajeros a zonas con alta endemicidad y poblaciones aisladas (por ejemplo, las comunidades religiosas cerradas).

Hasta ahora no se han notificado casos mortales en relación con los brotes en curso. Hay riesgo de propagación a la población general si no se adoptan medidas de control (vacunación, higiene, inocuidad de los alimentos y prácticas sexuales con menos riesgos).

Consejos de la OMS

  • Los países con baja endemicidad deben ofrecer sistemáticamente la vacunación a las personas con alto riesgo de hepatitis A o de complicaciones graves tras la infección. Entre los grupos de riesgo en los que se recomienda la vacunación se encuentran los HRH. La vacunación también debe incluirse en un paquete integral de servicios de prevención y control de las hepatitis víricas, junto con medidas de educación sanitaria y de control de los brotes.
  • La vacunación debe ser una medida preferente para la profilaxis anterior y posterior a la exposición (por ejemplo, para contactos íntimos de casos agudos de hepatitis A).
  • Los países pueden considerar la posibilidad de administrar una sola dosis de vacuna para controlar los brotes de hepatitis A, sobre todo cuando hay escasa disponibilidad de vacunas.
  • Los mensajes de salud pública deben ir dirigidos a los grupos con alto riesgo de hepatitis A o de complicaciones graves tras la infección.
  • La información debe incluir consejos sobre la prevención: vacunación, higiene, inocuidad de los alimentos y prácticas sexuales con menos riesgos.

Festival Mundial del Orgullo Gay en Madrid

El festival se celebrará del 23 de junio al 2 de julio. Se esperan hasta 2 millones de asistentes extranjeros. Aunque el riesgo de transmisión de la hepatitis A por el agua o los alimentos es bajo a moderado en España, el riesgo de transmisión sexual de persona a persona se considera moderado o alto.

Los casos de hepatitis A notificados en España en lo que llevamos de 2017 han sido ocho veces más numerosos que los notificados en el mismo periodo entre los años 2012 y 2016. La mayoría de los casos corresponden a hombres de 15 a 45 años, y el grupo más afectado son los HRH.

A continuación figuran las recomendaciones para los asistentes al festival.

  • Antes del evento. Antes de la partida, quienes acudan al festival deben consultar a un profesional sanitario sobre la vacunación contra la hepatitis A y la prevención de la infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual.
  • Durante el evento. Se deben reforzar las medidas para reducir el riesgo de infecciones adquiridas por vía sexual o por el agua y los alimentos.
  • Después del evento. Los asistentes deben consultar a un profesional sanitario en caso de que presenten síntomas compatibles con la hepatitis A o cualquier infección de transmisión sexual.

* En zonas con endemicidad intermedia se puede considerar la posibilidad de vacunar contra la hepatitis A a la totalidad de la población. En cambio, en las zonas con alta endemicidad, aunque la infección sea frecuente, la enfermedad es rara, por lo que no se recomienda la vacunación.