Preparación y respuesta ante emergencias

Dengue en Egipto

Brote epidémico
12 de noviembre de 2015

El 27 de octubre de 2015, el Centro Nacional de Enlace para el RSI de Egipto notificó a la OMS un brote de dengue en un pueblo del distrito de Dayrout (prefectura de Assiut).

Entre el 1 and 31 de octubre de 2015 ingresaron en el Dayrout Fever Hospital 253 casos de enfermedad febril aguda. Los pacientes presentaron fiebre, cefaleas, dolores generalizados y dolor abdominal con vómitos o diarrea ocasionales, pero no sufrieron complicaciones ni hubo casos mortales, y han respondido a la atención médica recibida. Algunos de los casos residían en el mismo hogar.

Se obtuvieron varias muestras (sangre, suero y frotis orofaríngeos) y 28 de las 118 muestras de suero dieron positivo para el virus del dengue de tipo I en pruebas de ELISA y PCR realizadas en los Laboratorios Centrales de Salud Pública. Las pruebas de confirmación llevadas a cabo por la 3ª Unidad de Investigación Médica de la Marina de los Estados Unidos de América (NAMRU-3) volvieron a dar positivo para el virus del dengue de tipo I mediante ELISA y PCR.

Respuesta de salud pública

Un equipo nacional de expertos constituido por epidemiólogos de campo, entomólogos y personal de saneamiento y laboratorio acudió al pueblo afectado para llevar a cabo las investigaciones necesarias.

En respuesta al brote, el Ministerio de Salud Pública ha establecido una definición de los casos y la ha distribuido ampliamente entre los médicos del distrito de Daiyrout. Se ha llevado a cabo un taller de capacitación para todos los profesionales sanitarios con el fin de mejorar su capacidad de detectar y tratar precozmente los casos. Se ha establecido una vigilancia en los pueblos y distritos circundantes para detectar los casos con prontitud.

La vigilancia entomológica ha revelado la presencia de larvas y adultos de Aedes aegypti en los sitios donde viven los casos; en consecuencia, se adoptaron inmediatamente medidas entomológicas de control del vector del dengue que han reducido drásticamente la densidad de mosquitos adultos (del 23% al 0%) y larvas (del 25% al 0,5%). La vigilancia entomológica y las medidas de control del vector se mantienen en los pueblos afectados y sus alrededores.