Preparación y respuesta ante emergencias

Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) ⎯ República de Corea

Brote epidémico
16 de junio de 2015

Situación en Corea

Entre el 13 y el 16 de junio de 2015, el Centro Nacional de Enlace para el RSI de la República de Corea notificó a la OMS 28 nuevos casos confirmados de infección por MERS-CoV, y otras 8 muertes.

Más información sobre el brote en Corea

Hasta la fecha se han notificado 154 casos de infección por MERS-CoV, 19 de ellos mortales. Uno de esos 154 casos es el que se confirmó en China y también fue notificado por el Centro Nacional de Enlace para el RSI de China.

La mediana de edad de los pacientes es de 56 años (intervalo: 16 a 87). La mayoría (60%) son hombres. Catorce casos (9,3%) se han producido en profesionales sanitarios.

La misión conjunta de alto nivel de la República de Corea y la OMS confirmó que en la actualidad los casos están conglomerados alrededor de los centros sanitarios, y no encontró pruebas de que el virus esté circulando en la comunidad.

Respuesta de salud pública

El Gobierno de la República de Corea ha intensificado las actividades de atención a los casos y a los contactos. A fecha de 16 de junio se habían identificado 5586 contactos, de los cuales 5238 están siendo seguidos en sus casas, y los otros 348 en centros sanitarios. Estas medidas, que probablemente reduzcan la aparición de nuevos casos en las próximas semanas, deberían mantenerse hasta el final del brote.

El Gobierno de la República de Corea está proporcionando información oficial sobre el MERS-CoV a todos los residentes en el país, sean de idioma coreano o no. La información es proporcionada a través de diferentes canales de comunicación, como campañas educativas, líneas telefónicas o sitios web oficiales.

Situación mundial

A nivel mundial, desde septiembre de 2012, la OMS ha sido notificada de 1321 casos de infección por MERS-CoV confirmada mediante pruebas de laboratorio, de los cuales al menos 466 han sido mortales.

Consejos de la OMS

Dadas la situación actual y la información disponible, la OMS alienta a todos sus Estados Miembros a que mantengan la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves y examinen cuidadosamente todos los casos inusuales.

Las medidas de prevención y control de las infecciones son esenciales para evitar la posible propagación del MERS-CoV en los centros sanitarios. No siempre es posible identificar precozmente a los pacientes infectados por MERS-CoV, dado que los síntomas son inespecíficos, como ocurre en otras infecciones respiratorias. Por consiguiente, los profesionales sanitarios deben aplicar las precauciones generales en todo momento y en todos los pacientes, independientemente de su diagnóstico. Además, hay que adoptar precauciones contra la transmisión por gotículas al atender a cualquier paciente con síntomas de infección respiratoria aguda; cuando se trate de un caso confirmado o probable de infección por MERS-CoV, hay que añadir precauciones contra el contacto y protección ocular. Las precauciones contra la transmisión por vía aérea están indicadas cuando se realicen procedimientos que generen aerosoles.

Mientras no haya conocimientos más profundos acerca del MERS-CoV, debe considerarse que las personas con diabetes, insuficiencia renal, neumopatías crónicas e inmunodepresión corren gran riesgo de contraer enfermedad grave tras la infección por este virus. Hay que adoptar medidas higiénicas generales, como lavarse las manos frecuentemente.

La OMS se mantiene vigilante y sigue la situación. Dado que no hay pruebas de que se esté produciendo una transmisión sostenida de persona a persona en la comunidad, la Organización no recomienda la imposición de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Una buena práctica de salud pública consiste en incrementar los conocimientos sobre el MERS-CoV entre los viajeros con origen o destino en los países afectados.

Los partes sobre el brote de MERS-CoV en la República de Corea se publicarán a partir de ahora dos veces a la semana (martes y viernes). Debido a la magnitud actual del brote, dichos partes se centrarán en la descripción de la evolución del brote y en las tendencias epidemiológicas, más que en los detalles de cada caso.