Preparación y respuesta ante emergencias

Viruela símica — Singapur

Brotes epidémicos
16 de mayo de 2019

El 9 de mayo de 2019, el Ministerio de Salud de Singapur notificó a la OMS un caso de viruela símica confirmado mediante pruebas de laboratorio. El paciente, un nigeriano de 38 años, llegó a Singapur el 28 de abril de 2019 y asistió a un taller los días 29 y 30 de abril. Antes de viajar a Singapur había trabajado en el estado nigeriano del Delta y el 21 de abril había asistido a una boda en una aldea del estado nigeriano de Ebonyi.

El 30 de abril presentó fiebre, mialgias, escalofríos y erupción cutánea. Refirió haber permanecido en su habitación de hotel la mayor parte del tiempo entre el 1 y el 7 de mayo. El 7 de mayo fue trasladado en ambulancia a un hospital público y ese mismo día fue remitido al Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas para ser aislado y tratado. El 8 de mayo se tomaron muestras de las lesiones cutáneas que dieron positivo para el virus de la viruela símica ese mismo día en pruebas realizadas en el Laboratorio Nacional de Salud Pública. Su situación actual es estable.

Respuesta de salud pública

Las investigaciones realizadas hasta la fecha han llevado a las autoridades de Singapur a localizar y contactar 23 contactos cercanos: 18 participantes e instructores que asistieron al mismo taller, un miembro del personal del lugar de celebración del taller y cuatro miembros del personal del hotel que mantuvieron contactos cercanos con el paciente. Los profesionales sanitarios en contacto con el paciente utilizaron equipos de protección personal. El Ministerio de Salud sigue investigando y rastreando los contactos.

Uno de los 18 participantes en el taller había salido de Singapur antes de que el paciente fuera diagnosticado. Se trata de un ciudadano nigeriano que viajó en avión a su país el 5 de mayo. El Centro Nacional de Enlace para el RSI de Nigeria ha recibido los datos del contacto para proceder al seguimiento necesario. Se están investigando las posibles fuentes de exposición y los posibles vínculos epidemiológicos en Nigeria.

Los contactos cercanos del paciente fueron remitidos al Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas para nuevas evaluaciones y se les ofreció profilaxis con la vacuna contra la viruela, que puede prevenir la enfermedad o reducir la gravedad de los síntomas. A fecha 15 de mayo de 2019 se habían vacunado 14 personas. Como precaución, los contactos cercanos han sido puestos en cuarentena en su domicilio o en un centro público y seguidos durante 21 días a partir de la fecha de su exposición al caso confirmado. Si alguno presenta síntomas, será tratado en el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas. Todos los demás contactos, con bajo riesgo de estar infectados, han sido puestos bajo vigilancia activa, y serán contactados dos veces al día para determinar su estado de salud.

El 9 de mayo de 2019, el Ministerio de Salud de Singapur emitió un comunicado de prensa en el que proporcionaba consejos a la población e información sobre la situación y las medidas adoptadas para reducir al mínimo el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Evaluación del riesgo por la OMS

La viruela símica es una zoonosis selvática que esporádicamente produce infecciones humanas incidentales en algunas zonas de África Central y Occidental. Es causada por el virus de la viruela símica (MPXV), perteneciente a la familia de los ortopoxvirus. La enfermedad es autolimitada, y los síntomas suelen resolverse espontáneamente en un plazo de 14 a 21 días. No hay ninguna vacuna específica para la viruela símica. El reservorio animal sigue siendo desconocido, aunque es probable que incluya roedores. La infección humana se adquiere presumiblemente por contacto directo con animales afectados, vivos o muertos, a través de la caza y el consumo de carne de animales silvestres.

Este es el primer caso de viruela símica diagnosticado en Singapur. El paciente era un viajero procedennte de Nigeria, donde hay un brote continuo de viruela símica en varios estados desde septiembre de 2017.

Dado que las autoridades de Singapur han puesto en marcha rápidamente medidas apropiadas de salud pública, tales como el aislamiento del caso primario, el rastreo y cuarentena de los contactos, la vigilancia y la comunicación de riesgos, el riesgo de propagación en el país es bajo.

Recomendaciones de la OMS

Los residentes y viajeros a zonas o países endémicos deben evitar el contacto con animales enfermos, muertos o vivos que puedan albergar MPXV (roedores, marsupiales y primates) y deben abstenerse de comer o manipular carne de animales silvestres. Se debe hacer hincapié en la higiene de las manos con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol. En caso de enfermedad durante el viaje o tras el regreso debe consultarse a un profesional sanitario, proporcionándole información acerca de todo el historial reciente de viajes e inmunizaciones. No hay vacunas ni tratamientos específicos para la infección por el MPXV.

El rastreo oportuno de los contactos, las medidas de vigilancia y el conocimiento de las enfermedades emergentes importadas entre los profesionales sanitarios son esenciales para prevenir los casos secundarios y gestionar eficazmente los casos y brotes de viruela símica.

Los profesionales sanitarios que atiendan a pacientes con infección presunta o confirmada por el MPXV deben tomar precauciones estándar, de contacto y de control de infecciones transmitidas por gotículas. Las muestras obtenidas en personas o animales con sospecha de infección por MPXV deben ser manipuladas por personal capacitado que trabaje en laboratorios debidamente equipados.

Teniendo en cuenta la información disponible en este momento, la OMS no recomienda ninguna restricción a los viajes a Singapur o Nigeria, ni al comercio con estos países.

Para más información sobre la viruela símica, véase: