Preparación y respuesta ante emergencias

Listeriosis - España

Brotes epidémicos
16 de septiembre de 2019

El 16 de agosto de 2019, las autoridades sanitarias de Andalucía (España) notificaron un brote de listeriosis provocado por la bacteria Listeria monocytogenes (L. monocytogenes), asociado al consumo de un producto de carne de cerdo asada y refrigerada fabricado en España por la empresa Magrudis SL y vendido con el nombre comercial de «La Mechá». Las autoridades españolas notificaron el brote a la Organización Mundial de la Salud a través de la Red Internacional de Autoridades en materia de Inocuidad de los Alimentos (INFOSAN) el 20 de agosto de 2019. El 23 de agosto, las autoridades españolas emitieron una alerta en relación con la inocuidad de los alimentos, en la que se aconsejaba a los consumidores evitar todo producto vendido con ese nombre comercial y se informaba de que una pequeña cantidad de la carne de cerdo asada y refrigerada afectada era comercializada también como producto de marca blanca por otra empresa.

Desde el 7 de julio hasta el 13 de septiembre se han notificado en total 222 casos confirmados vinculados al brote en cinco comunidades autónomas españolas: Andalucía (214), Aragón (4), Extremadura (2), Castilla y León (1), y Madrid (1). Del total de casos, un 57% son mujeres, 38 de ellas embarazadas, y un 24% son personas de 65 años o más (24 hombres y 25 mujeres). Se han notificado tres muertes entre las personas mayores afectadas por listeriosis en el momento de fallecer. Asimismo, se ha notificado que seis mujeres han sufrido abortos espontáneos como consecuencia del brote. El 23 de agosto de 2019, Francia notificó, a través del sistema de alerta precoz y respuesta (SAPR) de la Comisión Europea, el caso de un ciudadano extranjero que había viajado a Andalucía y había consumido el producto en cuestión. Solo se han registrado tres casos de listeriosis con una fecha de consumo posterior al 17 de agosto, pero en los tres casos el producto se había adquirido antes de notificarse la alerta alimentaria.

Las investigaciones de trazabilidad revelaron que los productos afectados solo se habían distribuido en España, mayoritariamente en Andalucía. El resto se había distribuido en otras tres comunidades autónomas españolas. A través de INFOSAN, se confirmó que ninguno de los productos incluidos en la actualización se había distribuido fuera de España. Esta información se ha transmitido también a través del Sistema de Alerta Rápida para los Productos Alimenticios y los Alimentos para Animales (RASFF) de la Comisión Europea.

Durante otras investigaciones realizadas por las autoridades españolas en los locales de la fábrica, se aisló L. monocytogenes en otros productos comercializados con ese mismo nombre comercial. La secuenciación genómica completa de aislados de L. monocytogenes efectuada en el Instituto de Salud Carlos III de España reveló que las cepas humana y alimentaria comparten la misma secuencia.

Figura 1: Distribución confirmada de casos entre el 15 de julio de 2019 y el 1 de septiembre de 2019, por fecha de aparición de los síntomas.

Fuente: SVEA, Consejería de Salud y Familias. Junta de Andalucía.

Puede consultarse más información sobre el brote y los productos afectados en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)

También se recoge información en elCentro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, perteneciente al Ministerio de Sanidad español.

Respuesta de salud pública

Después de que las autoridades andaluzas de salud pública notificaran al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social español el 16 de agosto de 2019, las autoridades andaluzas suspendieron la producción de carne de cerdo asada en la empresa implicada y ordenaron la retirada de todas las remesas comercializadas. La empresa emitió voluntariamente un aviso para retirar del mercado todos los productos fabricados desde el 1 de mayo de 2019 y se inició el rastreo del producto.

Como resultado de la inspección, el 23 de agosto de 2019 la alerta de salud pública de Andalucía se amplió a otros productos fabricados por Magrudis y el 28 de agosto de 2019 la alerta se hizo extensiva a todos los productos de esa empresa, que se retiraron del mercado.

En la inspección de las instalaciones del fabricante siguen identificándose los puntos críticos de la cadena de producción en los que L. monocytogenes podría haberse introducido.

Se han transmitido a la población consejos de gestión de riesgos, en particular indicaciones para destruir los productos retirados o devolverlos al comercio minorista.

Evaluación del riesgo por la OMS

La listeriosis puede tratarse fácilmente con antibióticos si se diagnostica pronto; sin embargo, el riesgo de contraer una forma grave e invasiva de la enfermedad es alto en grupos específicos susceptibles, como las mujeres embarazadas, las personas mayores y las personas con inmunodepresión. Cuando se produce una infección durante el embarazo, la pronta administración de antibióticos previene la infección del feto. Los neonatos con listeriosis también pueden ser tratados con antibióticos.

Pese a que los productos afectados han sido retirados del mercado, habida cuenta del prolongado periodo de incubación de la enfermedad (de hasta 70 días), el plazo de conservación de los productos afectados (tres meses) y la popularidad de esta marca comercial de carne, que se sirve en muchos restaurantes, se esperan más casos en las próximas semanas. Por otro lado, con el elevado número de turistas que visitan España, y Andalucía en particular, durante los meses de verano, puede haber casos de viajeros internacionales expuestos al producto cuando todavía se comercializaba, si bien el riesgo de propagación internacional de la enfermedad es bajo, dado que los productos han sido retirados del mercado y no se han exportado fuera de España.

Consejos de la OMS

El control de L. monocytogenes es necesario en todas las fases de la cadena alimentaria y la prevención de la multiplicación de la bacteria en el producto alimentario final requiere un enfoque integral.

L. monocytogenes presente en los alimentos muere por acción de la pasteurización y la cocción. En general, las medidas para prevenir la listeriosis son las mismas que para prevenir otras enfermedades de transmisión alimentaria: manipulación de los alimentos en condiciones de seguridad y aplicación de las Cinco claves de la OMS para la inocuidad de los alimentos (1. Mantener la limpieza. 2. Separar alimentos crudos y cocinados. 3. Cocinar completamente. 4. Mantener los alimentos a temperaturas seguras. 5. Usar agua y materias primas seguras.)

Las personas pertenecientes a grupos de alto riesgo, como las embarazadas, los pacientes que reciben tratamiento por cáncer, sida o trasplante de órganos, las personas mayores y los lactantes, deberían tomar las siguientes precauciones:

  • Evitar el consumo de productos lácteos hechos con leche no pasteurizada, como los quesos blandos fabricados con leche cruda; fiambres y productos cárnicos listos para comer, como salchichas, jamones y patés; y pescados ahumados (como el salmón);
  • Cocinar las sobras y los alimentos listos para comer hasta que estén muy calientes antes de consumirlos;
  • Respetar rigurosamente las instrucciones sobre los plazos y temperaturas de conservación que figuran en las etiquetas de los productos listos para comer a fin de asegurarse de que las bacterias que puedan contener no se multipliquen hasta alcanzar cifras peligrosamente elevadas. Otra forma eficaz de matar las bacterias es cocinando los productos.

Consejos de la OMS a los viajeros

Sírvanse consultar las Recomendaciones de la OMS para los viajes y el comercio internacionales en relación con el brote de listeriosis en España (solo en inglés) .

En resumen, para reducir el riesgo de infección, las personas que viajen a las zonas afectadas por la listeriosis deberían tomar las mismas precauciones que para prevenir otros tipos de enfermedades de transmisión alimentaria. Las personas de alto riesgo que hayan viajado a Andalucía desde junio de 2019 y que presenten síntomas compatibles con la listeriosis, deberían consultar inmediatamente a un médico e informarle de sus antecedentes de viajes.

La OMS no recomienda imponer restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este brote.

Se puede obtener más información en los siguientes enlaces: