Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Enfermedad por el virus del Ebola: Senegal

Brote epidémico
30 de agosto de 2014

Epidemiología y vigilancia

El 30 de agosto de 2014, El Ministerio de Salud Pública y Asuntos Sociales del Senegal aportó a la OMS datos detallados sobre un caso de enfermedad por el virus del Ebola (EVE) anunciado en ese país el 29 de agosto.

La OMS también ha recibido información sobre la investigación de emergencia iniciada inmediatamente por el Gobierno. Los análisis y la confirmación de la EVE se llevaron a cabo en un laboratorio del Instituto Pasteur de Dakar.

El paciente, un guineano de 21 años que llegó a Dakar por carretera el 20 de agosto, se quedó con unos familiares en una casa de las afueras de la ciudad.

El 23 de agosto acudió al médico con fiebre, diarrea y vómitos. Recibió tratamiento contra el paludismo, pero no mejoró, pese a lo cual abandonó en centro.

Después de dejar el centro siguió en casa de sus familiares. Aunque la investigación se encuentra en sus inicios, no hay conocimiento de que haya viajado a otros sitios.

El 26 de agosto fue remitido con los mismos síntomas a un centro especializado en enfermedades infecciosas, donde quedó hospitalizado.

El 27 de agosto las autoridades de Conakry (Guinea) emitieron una alerta en la que informaban a los servicios médicos de Guinea y de los países vecinos de que una persona que había estado en contacto estrecho con un caso confirmado de EVE había escapado al sistema de vigilancia.

Dicha alerta llevó a la realización de pruebas en el laboratorio de Dakar, al inicio de una investigación y a un rastreo urgente de los contactos.

Respuesta del sector de la salud

La OMS está tratando este primer caso del Senegal con la máxima prioridad. El envío de personal operacional clave a Dakar se ha iniciado hoy y continuará más adelante.

El Gobierno del Senegal ha informado a la OMS de que necesita con urgencia apoyo epidemiológico, equipos de protección personal y material de higiene. Estas necesidades se atenderán tan pronto como sea posible.

La OMS está siguiendo los rumores y los informes sobre casos sospechosos en todo el mundo, y procediendo a su verificación sistemática. Se alienta a los países a que mantengan la vigilancia activa y las actividades de preparación.

La OMS no recomienda la aplicación de ninguna restricción a los viajes ni al comercio, excepto en casos confirmados o sospechosos de EVE y de personas que hayan estado en contacto con casos de EVE. No se consideran como contactos los profesionales sanitarios y el personal de laboratorio protegidos adecuadamente. Las recomendaciones temporales del Comité de Emergencias con respecto a las medidas que deben adoptar los países se encuentran en: