Preparación y respuesta ante emergencias

Poliovirus circulantes de tipo 1 de origen vacunal – Myanmar

Brotes epidémicos
22 de agosto de 2019

El 23 de junio de 2019 se aisló un poliovirus de tipo 1 de origen vacunal (VDPV1) de un niño de dos años con parálisis fláccida aguda (PFA) del estado de Kayin (Myanmar), con inicio de la parálisis el 22 de mayo de 2019. Ulteriormente, el 11 de julio de 2019, se aisló en el mismo estado un VDPV1 genéticamente emparentado de un niño de 5 años y 6 meses con PFA, con inicio de la parálisis el 14 de junio, que el 12 de julio de 2019 se clasificó como VDPV1 circulante (cVDPV1). El 25 de julio de 2019 se aisló un cVDPV1 de un tercer caso de PFA del mismo estado, con inicio de la parálisis el 23 de mayo de 2019. Ulteriormente, el 19 de agosto de 2019, se confirmó un cuarto caso de VDPV1 en un niño de seis años, con inicio de la parálisis el 23 de julio de 2019. El niño no tenía antecedentes de vacunación con vacuna antipoliomielítica oral (OPV). Además, el virus se aisló también de un aislado de siete contactos sanos de la comunidad. Estos virus emparentados presentan entre 25 y 31 cambios nucleotídicos respecto de Sabin 1. Todos los casos y contactos proceden del municipio de Hpapun, estado de Kayin (Myanmar).

Se estima que la cobertura de inmunización sistemática de Myanmar con tres dosis de vacuna antipoliomielítica oral bivalente (bOPV) fue del 91% en 2018. Los países vecinos, en particular Tailandia y otros países de Asia Sudoriental, han sido informados de la confirmación del cVDPV1 y se está reforzando la vigilancia subnacional en toda la región. En 2018, Myanmar y el estado de Kayin cumplían el nivel de vigilancia de la PFA necesario para la certificación, con una tasa de PFA no poliomielítica de 3,45 y una tasa de adecuación de las muestras de heces del 100% en el estado de Kayin.

En Myanmar, el último brote de cVDPV1 (cuatro casos) se notificó en 2007. Asimismo, en 2015 se notificó un brote de cVDPV2 (dos casos confirmados) en el estado de Rakhine.

Respuesta de salud pública

  • El Ministerio de Salud y las autoridades sanitarias locales están aplicando enérgicas medidas para detener la transmisión de cVDPV1, y los asociados de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis están prestando el apoyo necesario;
  • Se ha realizado una investigación epidemiológica y virológica sobre el terreno, con inclusión de una exhaustiva evaluación del riesgo;
  • Se está reforzando la vigilancia activa y se han analizado los niveles de inmunidad de la población subnacional;
  • Se han llevado a cabo tres campañas de vacunación con bOPV en 12 municipios, dirigidas a alrededor de 300 000 menores de cinco años;
  • Se están planificando dos campañas de vacunación a gran escala con bOPV para agosto y octubre de 2019, que abarcarán 98 municipios de alto riesgo de todo el país, dirigidas a 1,2 millones de menores de cinco años;
  • Se ha alertado a otras regiones/estados para que mejoren la vacunación y la vigilancia de la PFA.

Evaluación del riesgo por la OMS:

La detección de cVDPV subraya la importancia de mantener una alta cobertura de vacunación sistemática en todas partes para minimizar el riesgo y las consecuencias de cualquier circulación de poliovirus, así como la necesidad de garantizar una vigilancia de calidad para detectar tempranamente cualquier poliovirus. Estos eventos también resaltan el riesgo que supone cualquier transmisión de bajo nivel del virus. Se necesita una respuesta vigorosa a los brotes para detener rápidamente la circulación y asegurar una cobertura vacunal suficiente en las zonas afectadas para prevenir brotes similares en el futuro.

Para este evento, se considera que el riesgo general para la salud pública a escala nacional es alto debido a lo siguiente:

  • La baja situación socioeconómica y la escasa infraestructura sanitaria de algunas partes del estado de Kayin.
  • La acumulación de población sensible debido a la baja inmunidad de determinadas poblaciones del estado de Kayin, lo que implica un riesgo de transmisión continuada en todo el estado.
  • Algunas zonas son de difícil acceso por problemas de seguridad, o la situación geográfica de esas zonas entorpece la vacunación y la aplicación de medidas de respuesta
  • La baja cobertura de inmunización sistemática de las zonas afectadas favorece la propagación de un posible brote de poliomielitis a diferentes partes del país.
  • El alto número de cambios nucleotídicos de los aislados de cVDPV1, el reciente descubrimiento de nuevos casos y las pruebas de infección de contactos sanos indican que el virus puede haber estado circulando desde hace tiempo, lo que aumenta el riesgo de propagación.
  • Aunque el estado de Kayin cumplía el nivel de vigilancia de la PFA necesario para la certificación (2017-2018), puede que haya bolsas de transmisión continuada que no se detectaron oportunamente.
  • Las dificultades que tienen los dispensadores de atención de salud para acceder a determinadas zonas del estado de Kayin, incluido el municipio afectado de Hpapun, impiden la aplicación de medidas de respuesta.

Según el ACNUR, al mes de junio de 2019, 95 681 refugiados de Myanmar, la mayoría pertenecientes a minorías étnicas del estado de Kayin, viven en nueve campos de refugiados de Tailandia. La cobertura de inmunización antipoliomielítica de Tailandia es alta, y en una visita conjunta sobre el terreno realizada por la Oficina de la OMS en el país y el Ministerio de Salud de Tailandia a raíz de la notificación de la presencia de cVDPV en Myanmar se confirmó que en 2018 la cobertura con OPV era del 93,3% en esos campos.

La OMS seguirá evaluando la situación epidemiológica y las medidas de respuesta al brote que se están poniendo en práctica.

Consejos de la OMS

Es importante que todos los países, en especial aquellos con contactos y viajes frecuentes a zonas y países afectados por la poliomielitis, refuercen la vigilancia de la poliomielitis a fin de detectar rápidamente la importación de nuevos virus y facilitar una respuesta rápida. Los países, territorios y zonas deben mantener también una cobertura vacunal sistemática uniformemente elevada a nivel distrital, a fin de reducir al mínimo las consecuencias de toda introducción de nuevos virus.

En su publicación Viajes Internacionales y Salud la OMS recomienda que todo viajero que se dirija a las zonas afectadas por la poliomielitis esté totalmente vacunado contra la enfermedad. Los residentes en zonas infectadas y los visitantes que permanezcan en ellas más de cuatro semanas deben recibir una dosis adicional de vacuna antipoliomielítica oral o inactivada entre cuatro semanas y 12 meses antes de viajar.

De conformidad con el parecer de un Comité de Emergencia constituido en virtud del Reglamento Sanitario Internacional (2005), los esfuerzos por limitar la propagación internacional de poliovirus siguen constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional. Los países afectados por la transmisión de poliovirus están sujetos a recomendaciones temporales derivadas del estado de emergencia de salud pública de importancia internacional, según las cuales todo país infectado por poliovirus debe declarar el brote como emergencia nacional de salud pública y considerar la posibilidad de vacunar a todos los viajeros internacionales.

Para más información, véase