Preparación y respuesta ante emergencias

Enfermedad por el virus del Ebola — República Democrática del Congo

Brotes epidémicos: actualización
23 de enero de 2020

Entre el 15 y el 21 de enero se notificaron nueve casos confirmados nuevos en el marco del actual brote de enfermedad por el virus del Ebola en la República Democrática del Congo. Todos los casos se notificaron en la zona sanitaria de Beni de la provincia de Nord-Kivu. Ocho de los nueve casos (8/9) eran contactos registrados antes de que empezaran a presentar síntomas; los nueve casos tenían vínculos epidemiológicos con un caso confirmado.

En los últimos 21 días (del 1 al 21 de enero de 2020) se notificaron 35 casos confirmados en 11 áreas sanitarias de 5 zonas sanitarias activas de las provincias de Nord-Kivu e Ituri (figura 1, figura 2, cuadro 1): Beni (n=14), Mabalako (n=11), Butembo (n=5), Mambasa (n=4), y Musienene (n=1). Las zonas sanitarias de Beni y Mabalako siguen siendo las principales zonas críticas del brote, ya que en ellas se han notificado el 71% de los casos confirmados en los últimos 21 días. De las 35 personas con diagnóstico confirmado de EVE en los últimos 21 días, 24 fueron aisladas y recibieron atención en los dos primeros días después de la aparición de los síntomas, lo que significa que tienen mejores posibilidades de supervivencia y menos probabilidades de infectar a contactos en la comunidad. En los últimos 21 días solo ha muerto un caso confirmado de EVE en la comunidad, fuera de un centro de tratamiento del Ebola.

En las últimas semanas, a los contactos de los casos confirmados se les ha ofrecido la opción de quedarse en un alojamiento de apoyo destinado a los contactos de casos de EVE identificados, donde se les proporciona comida y otros bienes esenciales. Esto permite hacer un seguimiento diario y sistemático de los contactos y aislar y atender rápidamente a los contactos que se vuelven sintomáticos. Como consecuencia de ello, la mediana del tiempo transcurrido hasta el aislamiento de los casos en los últimos 21 días ha disminuido de tres días a un día (rango intercuartílico: 0-3).

El número de nuevos casos confirmados notificados cada semana ha permanecido estable durante las últimas seis semanas; aproximadamente se han notificado semanalmente 14 nuevos casos de EVE. Además, la mejora de los indicadores de vigilancia, como la proporción de casos que figuran como contactos y que están bajo seguimiento antes de su detección, y la disminución del tiempo que transcurre hasta el aislamiento de los casos son signos alentadores.

Al 21 de enero se habían notificado en total 3416 casos de EVE, incluidos 3297 casos confirmados y 119 probables, de los cuales 2238 casos habían fallecido (tasa global de letalidad del 66%) (cuadro 1). De todos los casos confirmados y probables, el 56% (n=1912) eran mujeres, el 28% (n=963) niños menores de 18 años y el 5% (n=172) trabajadores sanitarios.

Análisis de la cadena de transmisión activa

Al 21 de enero, la cadena de transmisión actual comprende 82 casos confirmados y probables notificados en 13 áreas sanitarias de seis zonas sanitarias: Mabalako, Beni, Biena, Butembo, Katwa y Musienene. La cadena de transmisión se originó en una persona que fue clasificada como un caso de recaída de la EVE en el área sanitaria de Aloya de la zona sanitaria de Mabalako (notificado por primera vez en el parte de brote epidémico publicado el 19 de diciembre de 2019). Esta persona, que es el primer y único caso de recaída documentado en este brote, se infectó en junio de 2019, tuvo una recaída en noviembre y falleció en diciembre.

Diversos análisis adicionales indican que el individuo infectó directamente a 29 personas mientras estaba sintomático en la comunidad durante nueve días antes de ser aislado. En 11 de los 29 casos que se infectaron directamente a partir de este caso, la transmisión fue posiblemente nosocomial. Los 52 casos restantes se infectaron mediante transmisiones posteriores.

Basándose en la información disponible sobre el lugar de exposición de los casos de esta cadena de transmisión, los principales factores impulsores de la transmisión son la exposición de individuos en la comunidad debido a las demoras en el aislamiento de los casos (50%, 41/82), la posible transmisión nosocomial (37%, 30/82), y las muertes en la comunidad, con la correspondiente exposición de los casos durante los funerales (2%, 2/82). El número de reproducción estimado (R) —esto es, el número esperado de casos secundarios producidos por una sola infección en una población en riesgo— de esta cadena de transmisión no era muy diferente estadísticamente de la media general R de este brote, probablemente debido al limitado tamaño de la muestra de casos de la cadena de transmisión que se originó en el área sanitaria de Aloya. Estas constataciones refuerzan la importancia de la identificación temprana de los casos y de los entierros seguros y dignos.

Figura 1: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por semana de inicio de la enfermedad y por zona sanitaria (datos al 21 de enero de 2020)*

*3416 casos confirmados y probables notificados al 21 de enero de 2020. *Se excluyen n=169 casos para los que no se han comunicado las fechas de inicio de la enfermedad. Los datos de las últimas semanas están sujetos a demoras en la confirmación y notificación de casos, así como a la depuración de datos en curso. Otras zonas sanitarias: Alimbongo, Ariwara, Bunia, Goma, Kayna, Komanda, Kyondo, Lolwa, Lubero, Mandima, Manguredjipa, Masereka, Mutwanga, Mwenga, Nyakunde, Nyiragongo, Oicha, Pinga, Rwampara, Tchomia y Vuhovi.

Figura 2: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por semana de inicio de la enfermedad y por zona sanitaria (datos al 21 de enero de 2020)*

Cuadro 1: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por semana de inicio de la enfermedad y por zona sanitaria (datos al 21 de enero de 2020)**

**El número total de casos y áreas afectadas durante los últimos 21 días se calcula en función de la fecha de la primera alerta de los casos, que puede diferir de la fecha de confirmación y de la fecha del parte diario notificado por el Ministerio de Salud.

Respuesta de salud pública

Para obtener más información sobre las medidas de respuesta de salud pública adoptadas por el Ministerio de Salud, la OMS y los asociados, consulte los últimos informes de situación publicados por la Oficina Regional de la OMS para África:

Evaluación del riesgo por la OMS

La OMS monitorea constantemente los cambios en la situación y el contexto epidemiológicos del brote para asegurarse de que el apoyo a la respuesta esté adaptado a las circunstancias cambiantes. En la última evaluación se concluyó que los niveles de riesgo nacionales y regionales siguen siendo muy altos, mientras que los niveles de riesgo mundiales siguen siendo bajos.

Consejos de la OMS

Teniendo en cuenta la información disponible, la OMS aconseja no restringir los viajes a la República Democrática del Congo ni el comercio con este país. El requisito de tener un certificado de vacunación contra el virus del Ebola no constituye una base razonable para restringir los desplazamientos transfronterizos o la expedición de visados a los viajeros que entran en los países afectados o salen de ellos. La OMS sigue vigilando de cerca y, de ser necesario, verificando las medidas con respecto a los viajes y al comercio en relación con este evento En la actualidad, ningún país ha aplicado medidas relativas a los viajes que interfieran significativamente con el tráfico internacional hacia la República Democrática del Congo y desde este país Los viajeros deben solicitar asesoramiento médico antes de viajar y observar prácticas adecuadas de higiene. Se puede consultar más información en las Recomendaciones de la OMS acerca del tráfico internacional en relación con el brote de enfermedad por el virus del Ebola en la República Democrática del Congo(en inglés)

Se puede obtener más información en: