Preparación y respuesta ante emergencias

Enfermedad por el virus del Ebola — República Democrática del Congo

Brotes epidémicos
31 de octubre de 2019

El brote actual de enfermedad por el virus del Ebola en las provincias de Nord-Kivu e Ituri se estabilizó en cuanto al número de nuevos casos la semana pasada (23-29 de octubre), durante la cual se registraron concretamente 19 casos confirmados, lo que equivale esencialmente a los 20 casos confirmados la semana anterior. La mayoría (63%) de los nuevos casos confirmados están relacionados con cadenas de transmisión en el área sanitaria de Biakato-Mines de la zona sanitaria de Mandima, y se han detectado otros tres casos fuera de Mandima en personas recientemente llegadas de Biakato.

Se ha observado una transmisión local ulterior en un número limitado de ciudades y pueblos en el seno de redes familiares/sociales o de centros sanitarios a los que los casos acudieron antes de su detección y admisión al tratamiento. En Mabalako se notificaron siete nuevos casos, de los cuales dos estaban relacionados con Biakato, dos con contactos familiares locales y dos con contactos dentro de centros sanitarios locales, lo que sugiere una posible exposición nosocomial; se están llevando a cabo investigaciones acerca del caso restante. En la zona sanitaria de Mambasa se informó de un caso adicional relacionado con un gran conglomerado de casos. En Butembo, después de más de 21 días sin casos, se notificaron dos esta semana. Ambos eran residentes de la zona sanitaria de Kalunguta, donde probablemente estuvieron expuestos. Hasta ahora, no hay evidencia de transmisión en curso en Butembo; sin embargo, estos eventos demuestran los altos riesgos de reintroducción y resurgimiento en zonas sanitarias en las que previamente se había eliminado la enfermedad.

Durante los últimos 21 días (del 9 al 29 de octubre) se notificaron 59 casos confirmados en ocho zonas sanitarias activas de las provincias de Nord-Kivu e Ituri (figura 2, cuadro 1), la mayoría de ellos en tres zonas sanitarias: Mandima (49%, n=29), Mabalako (20%, n=12), and Mambasa (10%, n=6). Al 29 de octubre se habían notificado en total 3269 casos de EVE, incluidos 3152 casos confirmados y 117 probables, de los cuales 2182 casos habían fallecido (tasa global de letalidad del 67%). De todos los casos confirmados y probables, el 56% (n=1841) eran mujeres, el 28% (n=926) niños menores de 18 años y el 5% (n=163) trabajadores sanitarios.

Figura 1: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por semana de inicio de la enfermedad y por zona sanitaria. Datos al 29 de octubre de 2019*

*Se excluyen n=184 casos para los que no se han comunicado las fechas de inicio de la enfermedad. Los datos de las últimas semanas están sujetos a demoras en la confirmación y notificación de casos, así como a la depuración de datos en curso. Otras zonas sanitarias: Alimbongo, Ariwara, Biena, Bunia, Goma, Kalunguta, Kayna, Komanda, Kyondo, Lolwa, Lubero, Manguredjipa, Masereka, Musienene, Mutwanga, Mwenga, Nyankunde, Nyiragongo, Oicha, Pinga, Rwampara, Tchomia y Vuhovi.

Figura 2: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola por semana de notificación de los casos y por área sanitaria. Datos al 29 de octubre de 2019*

Cuadro 1: Casos confirmados y probables de enfermedad por el virus del Ebola y número de áreas sanitarias afectadas por zona sanitaria de las provincias de Nord-Kivu e Ituri (República Democrática del Congo), datos hasta el 29 de octubre de 2019**

**El número total de casos y áreas afectadas durante los últimos 21 días se calcula en función de la fecha de la primera alerta de los casos, que puede diferir de la fecha de confirmación y de la fecha del parte diario notificado por el Ministerio de Salud.

Respuesta de salud pública

Para obtener más información sobre las medidas de respuesta de salud pública adoptadas por el Ministerio de Salud, la OMS y los asociados, consulte los últimos informes de situación publicados por la Oficina Regional de la OMS para África:

Evaluación del riesgo por la OMS

La OMS monitorea constantemente los cambios en la situación y el contexto epidemiológicos del brote para asegurarse de que el apoyo a la respuesta esté adaptado a las circunstancias cambiantes. En la última evaluación llevada a cabo el 8 de octubre de 2019 se concluyó que los niveles de riesgo nacionales y regionales siguen siendo muy altos, mientras que los niveles de riesgo mundiales siguen siendo bajos.

Aunque la disminución relativa de la incidencia de casos es alentadora, debe interpretarse con cautela, ya que la situación sigue dependiendo en gran medida del nivel de acceso y seguridad en las comunidades afectadas. Paralelamente a la disminución de la incidencia de casos, se produjo un nuevo desplazamiento de los puntos críticos desde los entornos urbanos hasta las comunidades más rurales y de difícil acceso, dentro de una área geográfica más concentrada. Estas áreas plantean problemas adicionales para las labores de respuesta, a saber: una situación de seguridad extremadamente inestable; dificultades para acceder a algunas zonas remotas; retrasos en la colaboración con la comunidad, lo que a su vez genera desconfianza y malentendidos; y la posibilidad de que no se notifiquen todos los casos. En estos entornos, los riesgos de resurgimiento siguen siendo muy altos, al igual que el riesgo de que el brote se vuelva a propagar debido al desplazamiento de casos fuera de los puntos críticos para buscar atención sanitaria o por otras razones. Estos riesgos siguen siendo mitigados por las importantes actividades de respuesta y preparación en la República Democrática del Congo y los países vecinos, con el apoyo de un consorcio de asociados internacionales.

Consejos de la OMS

Teniendo en cuenta la información disponible, la OMS aconseja no restringir los viajes a la República Democrática del Congo ni el comercio con este país. Actualmente no existe ninguna vacuna autorizada para proteger a las personas frente al virus del Ebola. Por tanto, el requisito de tener un certificado de vacunación contra el virus del Ebola no constituye una base razonable para restringir los desplazamientos transfronterizos o la expedición de visados a los viajeros que entran en los países afectados o salen de ellos. La OMS sigue vigilando de cerca y, de ser necesario, verificando las medidas con respecto a los viajes y al comercio en relación con este evento. En la actualidad, ningún país ha aplicado medidas relativas a los viajes que interfieran significativamente con el tráfico internacional hacia la República Democrática del Congo y desde este país. Los viajeros deben solicitar asesoramiento médico antes de viajar y observar prácticas adecuadas de higiene. Se puede consultar más información en las Recomendaciones de la OMS acerca del tráfico internacional en relación con el brote de enfermedad por el virus del Ebola en la República Democrática del Congo (en inglés) .

Se puede obtener más información en: