Estrategia mundial para acelerar el control del tabaco: Nuevo proyecto experimental de mecanismo de examen de la aplicación


5 de diciembre de 2019

Secretaría del Convenio del CMCT OMS

En su octava reunión, la COP adoptó la «Estrategia mundial para acelerar el control del tabaco: promover el desarrollo sostenible mediante la aplicación del CMCT de la OMS 2019-2025» (GS2025), que tiene por objeto orientar la aplicación del CMCT de la OMS en un futuro próximo, incluidas las actividades de las Partes, la Secretaría del Convenio y otras partes interesadas.

De acuerdo con el objetivo específico 3.1.2 de la Estrategia mundial para acelerar el control del tabaco, la creación, para 2020, de un mecanismo de examen de la aplicación del CMCT de la OMS dirigido por pares, facilitará en enfrentamiento de las carencias y desafíos de las distintas Partes, compartirá las enseñanzas extraídas y contribuirá a la aplicación de la Estrategia y del Convenio como un todo.

El mecanismo de examen de la aplicación es una iniciativa que analiza el estado de la aplicación del Convenio en una Parte y proporciona asesoramiento sobre la mejor manera de subsanar las deficiencias y superar las dificultades mediante la aplicación de buenas prácticas y diversas formas de asistencia.

Tras una convocatoria de manifestaciones de interés enviada a todas las Partes en el Convenio en mayo de 2019, 25 países se ofrecieron para que se examinara el estado de su aplicación en el marco del proyecto piloto. Un grupo de nueve expertos procedió a la cuidadosa selección de 12 Partes de entre las que manifestaron su interés (dos de cada una de las seis regiones de la OMS). La Secretaría del Convenio eligió a esos expertos en razón de sus sólidos conocimientos y experiencia en materia de políticas de salud pública, epidemiología, vigilancia, monitoreo, legislación sanitaria, tratados internacionales, economía de la salud, impuestos, interferencia de la industria tabacalera, etc.

La Secretaría del Convenio recopiló un gran número de documentos y fuentes de información relacionados con el control del tabaco para cada una de las Partes voluntarias, incluidos sus informes de aplicación, textos legislativos y documentos de investigación.

Se asignaron a cada Parte dos expertos para llevar a cabo el examen, que se mantendrán en contacto periódico con los respectivos centros de coordinación de las Partes a fin de reunir datos complementarios e información adicional.

El Sr. Mathieu Capouet, Jefe de la Unidad de Alimentación Animal, OGM y Tabaco de Bélgica, explica: «Bélgica se había ofrecido como voluntaria para este proyecto con el fin de beneficiarse de una perspectiva externa independiente sobre su aplicación del CMCT de la OMS. Gracias a este ejercicio, esperamos identificar claramente las deficiencias de nuestras políticas de control del tabaco para subsanarlas y ofrecer a nuestra población la mejor protección posible contra los efectos nocivos del tabaco.»

La profesora Zarihah Zain, del Lincoln University College de Malasia y una de las nueve expertas invitadas por la Secretaría del Convenio para el proyecto piloto del mecanismo de examen de la aplicación, explica: «En comparación con otros instrumentos formales que evalúan el progreso de una Parte en la aplicación de las disposiciones del Convenio, este proyecto piloto en torno al mecanismo de examen de la aplicación tiene como objetivo ofrecer una valoración más precisa y equilibrada. A diferencia del Informe sobre los progresos realizados a nivel mundial, que recopila la información recibida de los gobiernos, el examen llevado a cabo por este ejercicio se llevará a cabo entre partes iguales y explorará información procedente de numerosas fuentes, entre ellas informes alternativos de la sociedad civil.»

Al tratarse de un ejercicio experimental, los expertos, que representan a los pares de las Partes, probarán diversas opciones para llevar a cabo los exámenes, como la investigación documental, nuevos contactos a nivel nacional y, de ser necesario, visitas a los países.

La Dra. Vera Luiza da Costa e Silva, Jefa de la Secretaría del CMCT de la OMS, comenta: “«Esta actividad se basa en principios rectores tales como la transparencia, la eficiencia, la inclusión y la imparcialidad. Se trata de un proceso no intrusivo, no contencioso y no punitivo. Los comentarios de los autores de los exámenes ofrecerán una oportunidad para poner en común con las Partes voluntarias buenas prácticas, una colaboración constructiva y los desafíos comunes. El mecanismo de examen de la aplicación complementa todas las herramientas de apoyo existentes que la Secretaría del Convenio pone a disposición de las Partes.»

Se presentarán informes individuales a las doce Partes voluntarias y un informe general sobre el proceso, que recogerá los resultados, los costos y el mandato de un posible futuro mecanismo permanente de examen de la aplicación. Además, se someterán recomendaciones relacionadas con este proceso a la consideración de la novena reunión de la COP, que se celebrará en noviembre de 2020 en los Países Bajos.