Consultorios de nutrición ayudan a luchar contra la obesidad en Bahrein

Septiembre de 2014

WHO/A. Alawadhi

Nawaf al-Thawadi siempre se esforzó por perder peso. Lo intentó con dietas y medicamentos y suplementos contra la obesidad, pero cuando estaba triste o angustiado siempre echaba mano a la comida para consolarse.

Cuando le diagnosticaron hipercolesterolemia, su médico le propuso visitar un consultorio gratuito de nutrición recientemente inaugurado en su centro de salud local. Después de 10 meses de asistencia regular al consultorio, Nawaf había perdido 27 kilos.

El Ministerio de Salud de Bahrein insta a los ciudadanos a cambiar sus modos de vida

Los consultorios de nutrición se han vuelto esenciales para hacer frente a la obesidad en Bahrein. En 2007, el país tenía una de las tasas de sobrepeso y obesidad más altas de la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS (después de Kuwait y Arabia Saudita); el 33% de los adultos mayores de 20 años tenían sobrepeso y, de ellos, el 36% eran obesos. Estas cifras eran considerablemente más altas que la media normal de obesidad, que en 2008 era del 12%.

Las personas tienen sobrepeso cuando su índice de masa corporal (IMC) (kg/m2) es superior a 25, y son obesas cuando ese índice excede de 30. Las personas obesas corren mayor riesgo de padecer diabetes de tipo 2, cardiopatías, hipertensión arterial y accidentes cerebrovasculares, así como diversos tipos de cáncer.

En 2008, alrededor del 28% de los adultos de Bahrein padecían hipertensión arterial, una proporción ligeramente superior al 27% de la media mundial. La prevalencia del sobrepeso y la hipertensión arterial entre los habitantes de Bahrein dio lugar al aumento de las cardiopatías, a las que se debieron 4 de cada 10 defunciones en ese país.

«El programa puesto en marcha en Bahrein es un ejemplo de la manera en que se pueden promover con éxito los comportamientos y modos de vida saludables.»

Dr. Ayoub Al Jawaldeh, Asesor Regional de la OMS sobre Nutrición en la Región del Mediterráneo Oriental

Estas estadísticas impulsaron al Ministerio de Salud a adoptar medidas. En 2008 se estableció un grupo especial nacional integrado por especialistas de los departamentos ministeriales de Nutrición y Atención Primaria y Secundaria de Salud. El grupo elaboró una serie de directrices clínicas nacionales sobre obesidad (basadas en directrices de la OMS para clasificar el IMC y en otras orientaciones técnicas) en las que se destacaba que para lograr una pérdida de peso y mantenerla, las personas deben cambiar sus modos de vida.

Desde 2008, un creciente número de consultorios de nutrición alientan a las personas a adoptar los modos de vida necesarios para reducir los riesgos de sobrepeso u obesidad. A raíz del asesoramiento sobre nutrición recibido, Nawaf comenzó a comer las comidas ordinarias, en vez de tomar tentempiés en cualquier momento. Suprimió toda la comida basura y realizó actividad física tres veces por semana. Aunque al principio le pareció duro, la práctica en grupo lo animó a seguir, dice Nawaf.

Los consultorios han obtenido resultados extraordinarios. Casi tres cuartas partes de los pacientes participantes en el programa quinquenal han perdido peso. La ubicación de los consultorios en los centros de salud locales facilita el acceso.

Los participantes elogiaron el programa por su carácter práctico y realista. «Aún como chocolate, hidratos de carbono y todo lo que me gusta», dice Nawaf. «Sólo que lo hago con moderación y luego me esfuerzo un poco más en el gimnasio».

La Dra. Nadia Gharib, Directora de Nutrición del Ministerio Nacional de Salud, atribuye el éxito de los participantes en el programa para perder peso a una combinación entre el compromiso de los pacientes y el apoyo de las consultas personales en los ambulatorios, así como de los grupos focalizados y las presentaciones de sensibilización.

Prevención de la obesidad entre los niños y adolescentes

En la actualidad, cinco consultorios de nutrición proporcionan cobertura a las mayores ciudades de Bahrein, y se planea establecer consultorios en las cinco prefecturas en los próximos cinco años. El próximo paso consistirá en ampliar el programa de modo que para 2016 llegue también a los niños en edad escolar.

Actualmente, un consultorio itinerante recorre las escuelas para promover hábitos alimentarios saludables y actividad física desde edad temprana, pero en vista de las elevadas tasas de sobrepeso y obesidad infantil en Bahrein, que en 2012 afectaban al 30% de los niños y al 33% de las niñas de 6 a 12 años, el Ministerio de Salud de Bahrein desea asegurar que los niños y adolescentes que necesitan perder peso también se puedan incorporar al programa.

«El programa puesto en marcha en Bahrein es un ejemplo de la manera en que se pueden promover con éxito comportamientos y modos de vida saludables tales como una dieta saludable, mayor actividad física y menos tiempo frente a las pantallas, así como otros comportamientos sedentarios», dice el Dr. Ayoub Al Jawaldeh, Asesor Regional de la OMS sobre Nutrición en la Región del Mediterráneo Oriental. En su opinión, es crucial asegurar que los beneficios se extiendan a toda la población. «Al comenzar con los jóvenes, las influencias se extienden a otros grupos etarios. Mediante intervenciones y actividades apropiadas, los consultorios de nutrición pueden desempeñar un papel importante para prevenir y tratar la obesidad entre los niños y adolescentes, que se beneficiarán de esos comportamientos saludables durante toda su vida.»

Para Nawaf, la pérdida de peso no ha mejorado sólo su salud, sino también su autoestima. «El cambio físico también cambió mi percepción del cuerpo y cómo lo trataba.» Nawaf está mucho más feliz y más activo, dice. «Las personas me piden consejo, y eso me hace sentir muy bien.»