Colombia: la calidad de la asistencia al parto mejora gracias a las enfermeras

Diciembre de 2015

OPS/OMS

Una embarazada ingresa en el Instituto Maternoinfantil del Hospital La Victoria (Sede II) de Bogotá (Colombia) con dolor de estómago y cefalea intensa. Su presión arterial es elevada, y empieza a mostrar hinchazón de cara y manos.

La enfermera jefa enseguida reconoce en esas manifestaciones los síntomas de una preeclampsia; esta afección, que constituye una de las principales causas de mortalidad materna en Colombia, se ve con frecuencia en la maternidad. La enfermera quiere cerciorarse de que la madre reciba una atención eficaz y segura.

Ana sabe lo que hay que hacer. Consulta la Lista OMS de verificación de la seguridad del parto, que acompaña la ficha médica de la paciente, y revisa los pasos previstos para ofrecer a la madre y a su hijo la atención más segura posible.

De pronto se detiene en una de las preguntas: «¿Es necesario administrar a la madre sulfato de magnesio e iniciar el tratamiento antihipertensivo?». Ana marca la casilla «Sí. Sulfato de magnesio administrado», y sigue repasando la lista de intervenciones esenciales.

Una lista de verificación sencilla

En junio de 2014, en el marco de una iniciativa en pro de la seguridad del paciente, la Sociedad Colombiana de Anestesiología se unió a la iniciativa de colaboración relativa a la Lista OMS de verificación de la seguridad del parto, con objeto de comprobar sobre el terreno su utilidad en tres establecimientos sanitarios colombianos: el Hospital La Victoria (Sede II), la Clínica El Prado y el Hospital San José de Buga.

Esta lista de 29 puntos se ha elaborado, partiendo de directrices y recomendaciones ya existentes de la OMS basadas en criterios científicos, con el fin de atajar las principales causas de mortalidad materna y neonatal, como las hemorragias, las infecciones, el parto obstruido, la preeclampsia y la asfixia perinatal.

«Una de las cosas más importantes de la Lista OMS de verificación son las indicaciones que nos alertan sobre la seguridad de la madre. Al revisar la secuencia de pasos con la paciente, estamos reduciendo el riesgo de error, al tiempo que repasamos todas las medidas necesarias para garantizar un parto seguro, tanto para la madre como para el bebé.»

Ana Celia García, Enfermera Jefe del Hospital La Victoria (Sede II), Bogotá (Colombia)

Dentro del proyecto piloto, se ha ofrecido capacitación a 142 enfermeros colombianos para utilizar la lista de verificación, elaborada por la OMS en colaboración con la Escuela de Salud Pública Harvard T.H. Chan y con profesionales sanitarios y pacientes del mundo entero. Transcurrido menos de un año desde su implantación, Ana confirma que este instrumento ya está contribuyendo a mejorar la seguridad y calidad de la atención dispensada en el Hospital La Victoria (Sede II), donde nacen cada año más de 3800 niños.

«Una de las cosas más importantes de la Lista OMS de verificación son las indicaciones que nos alertan sobre la seguridad de la madre. Al revisar la secuencia de pasos con la paciente, estamos reduciendo el riesgo de error, al tiempo que repasamos todas las medidas necesarias para garantizar un parto seguro, tanto para la madre como para el bebé.»

«La implantación de la Lista OMS de verificación nos ha ayudado a tener un mayor control de nuestras prácticas y a hacer un seguimiento adecuado de la seguridad del paciente», añade Ana. «Prueba de la eficaz aplicación de este instrumento por nuestra parte es la reducción de eventos adversos, así como la mejora del empoderamiento de los trabajadores de la salud en nuestro centro».

Reducción de las complicaciones maternas y neonatales a escala mundial

Cada día mueren en el mundo unas 830 mujeres debido a causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto. Muchas de esas defunciones podrían prevenirse aplicando una serie de prácticas de atención sanitaria sencillas y por todos conocidas, como tomar la tensión arterial de la paciente y adoptar las medidas que correspondan si esta es elevada.

Sin embargo, en muchos entornos las carencias infraestructurales, la falta de recursos humanos y la necesidad de atender simultáneamente varias prioridades reducen la calidad de los cuidados dispensados a las embarazadas y hacen que muchos médicos y enfermeros acaben omitiendo intervenciones importantes que pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Con objeto de dar solución a este problema, la OMS preparó una edición piloto de la Lista de verificación de la seguridad del parto, que entre 2012 y 2015 ensayó sobre el terreno en el marco de 34 proyectos mundiales para asegurar su viabilidad y utilidad práctica.

«Gracias a la iniciativa de colaboración relativa a la Lista OMS de verificación de la seguridad del parto, hemos podido aprender a utilizar este instrumento en diversos entornos del mundo entero, por ejemplo en países de ingresos bajos, medianos y altos. Eso nos ha ayudado a comprender mejor el aspecto práctico de su viabilidad», declara el Dr. Sepideh Bagheri Nejad, Oficial Técnico del Departamento de Prestación de Servicios y Seguridad (SDS) de la OMS.

La Organización también está apoyando desde 2012 un ensayo aleatorizado controlado, llamado BetterBirth, en más de 100 hospitales de la India, con el fin de comprobar la eficacia de la lista para mejorar los resultados sanitarios de madres y lactantes. Este estudio se completará en 2017.

El proyecto BetterBirth y las pruebas sobre el terreno han servido de base para preparar el Manual de aplicación de la Lista OMS de verificación de la seguridad del parto. Tanto el Manual de aplicación como la propia Lista de verificación se han publicado para ser utilizados a escala mundial; en estos momentos, ambos instrumentos se están traduciendo a otros idiomas.