Más allá de la insulina: móviles contra la diabetes en el Senegal

Noviembre de 2017

En el Senegal los diabéticos utilizan tecnología móvil para gestionar su diabetes y mejorar su salud gracias a la iniciativa Be He@lthy, Be Mobile
Gobierno del Senegal

Cada mañana Mariama, madre de seis niños, madruga para vender pescado en el mercado de su localidad, en el Senegal. Es diabética desde hace diez años y toma insulina periódicamente, pero la medicación no es lo único que tiene para cuidarse: también su móvil desempeña una función crucial en el régimen de control de la diabetes.

Gracias al programa mDiabetes del Senegal este año durante el Ramadán, el mes santo del Islam, a Mariama le ha resultado más llevadera su afección y ha encontrado las fuerzas que necesitaba para trabajar y atender a su familia. «Estos mensajes me ayudan mucho a gestionar la enfermedad», señala. También han ayudado a su familia a participar activamente en el tratamiento.

«Le pedía a mi hijo que comprobara cada día si había mensajes nuevos», añade Mariama. «Me ayudaba a entender lo que tenía que hacer para cuidarme y controlar la diabetes y después hablábamos del asunto».

La función del móvil

La tecnología de la información y las comunicaciones, o TIC, especialmente los teléfonos móviles, está cambiando las expectativas sobre el acceso a la información sanitaria. Los teléfonos móviles pueden ayudar en la prevención de la diabetes con la transmisión de consejos sencillos sobre cómo llevar una gestión adecuada o sobre prevención, por lo general respecto a la alimentación, la práctica de ejercicio y la comprobación de signos de complicaciones, como el pie diabético.

Desde 2013 la OMS viene colaborando con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para ayudar a países como el Senegal a introducir los servicios de mDiabetes a gran escala a través de móviles. La iniciativa conjunta Be He@lthy, Be Mobile tiene por objeto diseñar, desplegar y ampliar los servicios de prevención y atención clínica contra la diabetes y otras enfermedades no transmisibles (ENT).

El de la diabetes ha sido uno de los primeros programas importantes de la iniciativa Be He@lthy, Be Mobile, que ha publicado un manual general para ayudar a los países a introducir servicios de gran escala, en particular en relación con el contenido de los mensajes de texto y el apoyo en otros ámbitos como la tecnología, la promoción y la evaluación.

El uso de mensajes de texto para ofrecer asesoramiento a los pacientes permite acelerar la difusión de la información para ayudar a las personas a gestionar o prevenir la enfermedad. De ese modo se reducen la prevalencia y los costos de tratamiento, y se ayuda a los pacientes a vivir más tiempo y con mejor salud.

Perspectiva mundial

La diabetes sigue siendo un grave problema de salud pública. Dese 1980 el número de personas diabéticas se ha cuadruplicado hasta alcanzar la cifra de 422 millones, y se estima que en 2015 la diabetes fue la causa directa de 1,6 millones de muertes. En esta cifra no se tienen en cuenta los efectos adicionales de la hiperglucemia, que provoca unos 2 millones de muertes anualmente al incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y renales y de tuberculosis. Si el control de la diabetes es deficiente, se agrava el riesgo de que surjan complicaciones debilitantes y costosas, como ceguera, insuficiencia renal, cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, y amputaciones de las extremidades inferiores.

El Senegal fue el primer país en poner en marcha una campaña específica de mDiabetes en 2014 para ayudar a los diabéticos a gestionar los ayunos durante el Ramadán. Ahora es un servicio anual con más de 100 000 suscriptores en 2017.

Muchos países están siguiendo su ejemplo. En julio de 2016, la iniciativa puso en marcha un servicio de mDiabetes en la India que en estos momentos cuenta con más de 96 000 usuarios. También organiza campañas en Egipto para ayudar a los diabéticos a gestionar el ayuno durante el Ramadán. La campaña de 2017 llegó a más de 175 000 personas.

De la información a la acción

Una de las principales enseñanzas extraídas del servicio hasta la fecha es la importancia de que los pacientes puedan seguir fácilmente las recomendaciones sobre la gestión de la diabetes.

«Es importante presentar la información de manera que el diabético tenga alicientes para aplicar los conocimientos aprendidos y de ese modo adoptar nuevos comportamientos», indica el Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de la OMS para la Prevención de las ENT, que organiza la iniciativa Be He@lthy, Be Mobile. «Al presentarse la información en un formato sencillo y práctico, es más fácil para los suscriptores incorporar la información en su rutina diaria e introducir cambios positivos en su alimentación, práctica de ejercicios y hábitos».

Es también un paso importante hacia el empoderamiento del paciente. Al ofrecer a los diabéticos la información adecuada en el momento adecuado, pueden ocuparse de su diabetes entre una visita y otra al personal médico o los trabajadores sanitarios. Esto es esencial en las enfermedades crónicas para mejorar la calidad de vida y los resultados de los tratamientos.

El Dr. Prebo Barango, coordinador de la OMS para la iniciativa Be He@lthy, Be Mobile en África, explica que el programa mDiabetes está cambiando la forma en que los médicos ayudan a sus pacientes. «El programa ha cambiado el formato de las consultas médicas», señala el Dr. Barango. «El médico pregunta a los pacientes si han recibido los mensajes de móvil, y si necesitan alguna aclaración para entender bien lo que significan. El diálogo es más constructivo».

Para Mariama los beneficios son muy claros. Un programa que empezó como un sencillo servicio de seis semanas de duración ha cambiado para siempre su forma de gestionar la diabetes. «Gracias a los mensajes, entiendo que debo prestar atención constantemente a lo que como y en qué momento como», añade.

Enlaces