Centro de prensa

Actividades de la OMS en materia de investigación y desarrollo para hacer frente al virus de Zika

Dra. Marie-Paule Kieny
Subdirectora General, Sistemas de Salud e Innovación

Comentario
17 de febrero de 2016

El brote de ebola de 2014-2015 puso de manifiesto la necesidad de un plan orgánico de investigación y desarrollo (I+D) con el fin de prepararse para hacer frente a las emergencias sanitarias y poder articular una respuesta rápida en caso de necesidad. El «Proyecto I+D» de la Organización Mundial de la Salud tiene como objetivo acelerar la disponibilidad de medidas de respuesta médica durante las epidemias y limitar los daños en la medida de lo posible.

Hemos establecido ya mecanismos cruciales para posibilitar una acción coordinada y suscitado el interés de la industria en la facilitación de plataformas técnicas para el desarrollo de productos médicos.

Nuestro conocimiento relativamente escaso del virus de Zika plantea una serie de desafíos en materia de investigación y desarrollo. Sin embargo, sobre la base de la experiencia obtenida de la epidemia del ebola, la OMS ha podido poner en marcha una respuesta rápida en materia de investigación y desarrollo para el virus de Zika.

Ya hemos identificado a un gran número de fabricantes e instituciones de investigación que están desarrollando herramientas médicas contra el virus de Zika o que están interesados en emprender este tipo de investigaciones.

Emprender investigaciones sobre vacunas y medios de diagnóstico

Numerosos grupos están estudiando la viabilidad de emprender pruebas en animales o humanos, especialmente para desarrollar vacunas y medios de diagnóstico.

En cuanto a las vacunas, la situación evoluciona rápidamente y las cifras varían todos los días. Hasta la fecha se han identificado 15 empresas y grupos de investigación, aunque la mayoría de ellos acaban de emprender la labor.

Dos vacunas candidatas parecen estar en una fase más avanzada: una vacuna de ADN en los Estados Unidos y un producto inactivado en la India.

«La OMS tiene como objetivo acelerar la disponibilidad de medidas de respuesta médica durante las epidemias y limitar los daños en la medida de lo posible».

Dra. Marie-Paule Kieny, Subdirectora General, Sistemas de Salud e Innovación

Con todo, la falta actual de modelos animales y reactivos estandarizados constituye un obstáculo. Y aunque el panorama es alentador, pasarán al menos 18 meses antes de que las vacunas se puedan probar en ensayos a gran escala.

En cuanto a los medios de diagnóstico, hasta la fecha se ha identificado a 10 empresas biotecnológicas que pueden suministrar pruebas de detección de ácidos nucleicos o pruebas serológicas. Las primeras se basan en una técnica molecular utilizada para detectar un virus en la sangre; las segundas miden los niveles de anticuerpos resultantes de la exposición a un virus en particular.

Modelos de evaluación independiente

Es importante señalar que ninguna de estas pruebas ha sido objeto de una validación independiente o de una aprobación reglamentaria. En el ámbito de los medios de diagnóstico, la principal labor consistirá probablemente en garantizar que los fabricantes se basen en un método de referencia adecuado para generar sus datos, de modo que el desempeño de los diferentes medios de diagnóstico para el virus de Zika puedan ser objeto de una evaluación independiente.

Esto ayudará a evitar la distribución de pruebas de mala calidad o falsas, las cuales seguro que aparecerán como ocurrió en el caso del ebola.

Los medios de diagnóstico del virus de Zika en laboratorio (la mayoría de ellos no comercializados) ya están desempeñando el importante papel de ayudarnos a comprender mejor este brote. No obstante, se precisan urgentemente nuevos medios de diagnóstico validados y ampliamente disponibles para intensificar la investigación, la atención clínica y la vigilancia.

Aunque es difícil predecir cuándo estarán disponibles en el mercado las primeras pruebas validadas de manera independiente, esto será cuestión de semanas o meses, no años.

La OMS seguirá monitoreando el desarrollo de medios de diagnóstico y vacunas, así como de productos terapéuticos y medidas innovadores de control de mosquitos. Estos análisis se publicarán en nuestro sitio web en las próximas semanas.

Posteriormente reuniremos a expertos independientes para que evalúen cuáles de estos productos parecen más prometedores a la hora de pasar a la fase de pruebas.

Perfilar métodos innovadores

Al mismo tiempo, la OMS está elaborando lo que se denomina «perfiles objetivo de productos» para estas herramientas médicas, por ejemplo para determinar las mejores características de una vacuna destinada a inmunizar a las mujeres en edad fecunda.

En lo que respecta a los medios de diagnóstico, tenemos que comprender qué tipo de producto —prueba de detección de ácidos nucleicos, prueba serológica, prueba rápida, etc.— se adaptará mejor a nuestros fines. Los perfiles objetivo de productos deberían estar listos en las próximas semanas.

En la esfera de los productos terapéuticos, se están realizando estudios sobre medicamentos y otros tratamientos que podrían prevenir la infección en grupos vulnerables, especialmente en embarazadas, tal y como se hace para el paludismo. Esta opción parece por el momento más factible y rápida que un tratamiento curativo.

En cuanto al control de los mosquitos, se están desarrollando métodos innovadores que parecen prometedores. Por ejemplo, se están estudiando enfoques biológicos, como la diseminación controlada de bacterias para impedir la replicación viral en los mosquitos, o enfoques genéticos, como la diseminación de mosquitos genéticamente modificados para reducir las poblaciones de estos insectos.

Acelerar la I+D y garantizar la calidad

Cuando los productos potenciales alcanzan una fase avanzada de los ensayos y dan resultados prometedores, en la OMS contamos con un procedimiento de evaluación y homologación de urgencia para la utilización de productos experimentales durante epidemias.

Este proceso de evaluación acelerada se puso en marcha durante la epidemia del ebola y tiene como objetivo garantizar que los productos tengan un nivel aceptable de calidad, inocuidad y eficacia —incluso si la evaluación es acelerada— antes de que se distribuyan en los países.

La OMS también brindará apoyo a los países que deseen registrar productos de eficacia probada con el fin de reducir el tiempo necesario para llevar a cabo los exámenes éticos y reglamentarios, de modo que estas herramientas estén disponibles rápidamente.

La comunidad mundial de la I+D extrajo numerosas enseñanzas útiles del ebola, en particular que, cuando trabajamos de consuno, podemos desarrollar nuevos productos médicos mucho más rápido de lo que podíamos imaginar.

Aunque sabemos incluso menos sobre el virus de Zika que sobre el virus del Ebola, estamos ampliando nuestros conocimientos todos los días y estamos mucho mejor preparados para llevar a cabo las actividades de investigación necesarias para hacer frente a la amenaza del virus de Zika al igual que hicimos con el virus del Ebola.