Centro de prensa

Miles de vidas en riesgo por la falta de combustible y electricidad en los hospitales públicos de Gaza

Nota para los medios de comunicación
27 de abril de 2017

Los cada vez más frecuentes cortes del suministro eléctrico y la falta de combustible acabarán causando una crisis en los 14 hospitales públicos de Gaza y amenazan con el cierre de servicios de salud esenciales que dejarían a miles de personas sin acceso a una atención sanitaria vital.

El sistema de salud solo dispone de reservas de combustible para unos cuantos días. Si no se encuentra una solución, los 14 hospitales públicos de Gaza se verán obligados a cerrar parcial o completamente servicios esenciales.

Sin combustible, 40 quirófanos generales y 11 obstétricos, 5 centros de hemodiálisis y los servicios de urgencia que atienden diariamente a cerca de 4000 personas se verán forzados a suspender servicios críticos.

La situación pondrá inmediatamente en riesgo a 113 recién nacidos en cuidados intensivos neonatales, a 100 pacientes en cuidados intensivos y a 658 pacientes, 23 de ellos niños, que necesitan hemodiálisis bisemanal. La refrigeración de la sangre y las vacunas también está en riesgo.

La OMS está colaborando con los asociados, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios y el Coordinador Humanitario para encontrar posibles soluciones.

Mientras se buscan soluciones más sostenibles, se calcula que son necesarios unos US$ 3 millones para garantizar a los hospitales de Gaza el suministro de combustible para 6 meses.