Centro de prensa

A pesar de los progresos, el número de defunciones por accidentes de tránsito sigue siendo demasiado alto

Comunicado de prensa

Cada año, y no obstante las mejoras logradas en el ámbito de la seguridad vial, 1,25 millones de personas mueren como consecuencia de accidentes de tránsito, según el Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015 publicado por la Organización Mundial de la Salud.

«Los accidentes de tránsito se cobran un número inaceptable de víctimas, especialmente entre las personas pobres de los países pobres», dice la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS.

Sin embargo, el número de defunciones por accidentes de tránsito se está estabilizando, aun cuando el número de vehículos motorizados en todo el mundo se ha incrementado rápidamente, al igual que la población mundial. En los últimos tres años, 79 países han registrado una disminución del número absoluto de víctimas mortales, mientras que en 68 países se ha observado un aumento.

Los países que han tenido mayor éxito para reducir el número de defunciones por accidentes de tránsito lo han conseguido mediante mejoras de la legislación y de su aplicación, y un fortalecimiento de la seguridad de las carreteras y los vehículos.

«Vamos en la dirección correcta», añade la Dra. Chan. «El informe revela que las estrategias de seguridad vial están salvando vidas, pero también nos dice que el ritmo de los progresos es demasiado lento».

El informe de la OMS pone de relieve que los usuarios de las carreteras de todo el mundo están protegidos de manera desigual. El riesgo de perder la vida en accidentes de tránsito todavía depende, en gran medida, del lugar en el que viven las personas y de qué manera circulan.

Una enorme brecha aún separa a los países de ingresos altos de los países de ingresos bajos y medianos; en estos últimos se produce el 90% de las defunciones por accidentes de tránsito, aunque solo tienen el 54% de los vehículos del mundo. Europa, en particular los países más ricos de la región, registra las tasas de defunción más bajas, y África las más altas.

Aunque cada vez más países adoptan medidas de seguridad vial, es preciso seguir trabajando

Cada vez más países adoptan medidas para mejorar la seguridad de sus carreteras. En los últimos tres años 17 países armonizaron al menos una de sus leyes con las prácticas óptimas relativas a cinturones de seguridad, conducción bajo los efectos del alcohol, velocidad, uso del casco en motocicletas o dispositivos de sujeción para niños.

Michael R. Bloomberg, fundador de Bloomberg Philanthropies y alcalde de Nueva York por tres mandatos dijo: «gracias a normas más rigurosas y a una infraestructura más apropiada, casi 500 millones de personas en todo el mundo están mejor protegidas contra accidentes de tránsito actualmente que hace unos pocos años, y tenemos la oportunidad de hacer mucho más, en particular en lo que respecta a la aplicación de las leyes. Cada vida perdida en un accidentes de tránsito es una tragedia evitable, y este informe puede prevenir más pérdidas ayudando a las instancias decisorias a centrar sus esfuerzos en aspectos en los que se lograrán los mayores cambios». El informe fue financiado por Bloomberg Philanthropies.

El informe revela que, en todo el mundo:

  • 105 países tienen buenas normas sobre cinturones de seguridad para todos los ocupantes del vehículo;
  • 47 países tienen buenas leyes sobre velocidad que establecen una velocidad máxima de 50 km/h en zonas urbanas y confieren facultades a las autoridades locales para reducir más aún los límites de velocidad;
  • 34 países tienen una buena legislación sobre conducción bajo los efectos del alcohol con una concentración máxima de alcohol en sangre de 0,05g/dl o menos, así como límites de 0,02 g/dl o más bajos para los conductores jóvenes o principiantes;
  • 44 países tienen leyes sobre uso de casco para todos los conductores, pasajeros, carreteras y tipos de motor; exigen que el casco esté sujeto y hacen referencia a una norma específica sobre el casco;
  • 52 países tienen legislación sobre dispositivos de sujeción para niños en todo tipo de vehículos, en función de la edad, la altura o el peso, y aplican una restricción a los niños sentados en el asiento delantero, según la edad o la altura.

Se requiere mayor atención para proteger a los usuarios vulnerables de las carreteras y mejorar la seguridad de los vehículos

Los motociclistas son particularmente vulnerables y representan hasta un 23% de todas las defunciones por accidentes de tránsito. En muchas regiones este problema se está agravando; en la Región de las Américas, por ejemplo, la proporción de defunciones en motocicleta respecto del total de defunciones por accidentes de tránsito ascendió del 15% al 20% entre 2010 y 2013. En las regiones de Asia Sudoriental y Pacífico Occidental, una tercera parte de las defunciones por accidentes de tránsito corresponden a motociclistas.

Los peatones y los ciclistas también están entre los grupos menos protegidos y representan, respectivamente, un 22% y un 4% de las defunciones en todo el mundo. «Las instancias decisorias deben reconsiderar las políticas de transporte», dice el Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la Organización Mundial de la Salud. «El mejoramiento del transporte público y de la seguridad de peatones y ciclistas exige que volvamos a centrar nuestra atención en la manera en que los vehículos y las personas comparten las carreteras. La falta de políticas orientadas a los usuarios vulnerables de las carreteras está matando personas y perjudicando a nuestras ciudades. Si diéramos mayor seguridad a los peatones y los ciclistas habría menos defunciones, más actividad física, mejor calidad del aire y ciudades más agradables».

Además, el informe revela que ciertos vehículos vendidos en el 80% de los países del mundo no cumplen las normas básicas de seguridad, en particular en los países de ingresos bajos o medios donde se produjo en 2014 cerca del 50% de los 67 millones de vehículos particulares nuevos.

El Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2015 incluye un texto descriptivo que combina pruebas científicas, datos y prácticas óptimas, con las conclusiones extraídas tras el análisis de los datos recopilados de 180 países. Además, ofrece perfiles de una página sobre cada país participante, y anexos con datos estadísticos. También está disponible una versión interactiva en línea con los datos del informe.

El informe, el tercero de su serie, es el instrumento oficial para el seguimiento del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020. La publicación del informe se realizó tras la adopción de la Agenda para el Desarrollo Sostenible, que incluye una ambiciosa meta sobre seguridad vial y precede a la Segunda Conferencia Mundial de Alto Nivel sobre Seguridad Vial, que se celebrará en Brasilia (Brasil) los días 18 y 19 de noviembre de 2015.


Para más información, sírvase contactar con:

Christian Lindmeier
Responsable de Comunicación, OMS
Teléfono: +41 22 791 1948
Móvil: +41 79 500 6552
E-mail: lindmeierch@who.int