Centro de prensa

La Asamblea de la Salud alcanza acuerdos sobre la poliomielitis, el Reglamento Sanitario Internacional y el fortalecimiento de la atención quirúrgica

Comunicado de prensa

La Asamblea Mundial de la Salud hoy viernes ha seguido realizando progresos, mediante el logro de acuerdos sobre la erradicación de la poliomielitis; laampliación del plazo para el cumplimiento del Reglamento Sanitario Internacional (2005); la atención quirúrgica; y los productos médicos.

Poliomielitis

Los delegados en la Asamblea Mundial de la Salud han acordado hoy la adopción de una resolución en virtud de la cual los Estados Miembros reafirman su compromiso de detener la poliomielitis y preparase para la retirada gradual de las vacunas antipoliomielíticas orales.

En la reunión se observó que la solidaridad mundial es imprescindible para lograr la erradicación de esta enfermedad. Al examinar los datos más recientes sobre la situación epidemiológica mundial y el impacto de los esfuerzos en curso, los delegados destacaron los progresos realizados en África (donde no se ha registrado ningún caso provocado por poliovirus salvaje desde agosto de 2014) y el logro de detener tres grandes brotes de importancia plurinacional en las regiones de Oriente Medio, el Cuerno de África y África central. Asimismo subrayaron los esfuerzos incesantes que se están desplegando en el Pakistán, en estrecha coordinación con la Alianza GAVI, para la introducción de la vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV) y los preparativos para la retirada gradual de las vacunas antipoliomielíticas orales.

Reglamento Sanitario Internacional

Los delegados hicieron suya la recomendación delComité de Examen del Reglamento Sanitario Internacional de prorrogar la fecha límite para la aplicación del Reglamento a 2016 para los países que necesiten disponer de más tiempo. La recomendación también resalta la importancia de asegurar un proceso de evaluación y perfeccionamiento dinámico y continuo, así como el valor de la evaluación independiente.

El brote de ebola registrado en fecha reciente ha puesto de manifiesto lo importante que es que todos los países cuenten con sólidas capacidades para una rápida acción de detección, respuesta y prevención de amenazas mundiales para la salud pública, entre ellas los brotes epidémicos. El Reglamento Sanitario Internacional (2005), impone a todos los Estados Miembros la obligación de estar dotados de este tipo de capacidades. Sin embargo, solo una tercera parte de los países (64), confirmaron haber alcanzado los requisitos mínimos en 2014.

Los oradores que intervinieron en la reunión de hoy reconocieron el importante papel desempeñado por la OMS en esta esfera, mediante la facilitación de conocimientos especializados y orientación para ayudar a los países a mejorar los sistemas de vigilancia y los servicios de laboratorio, instaurar sistemas de pronta alerta y respuesta y capacitar a los trabajadores sanitarios para poder manejar amenazas importantes de salud pública. Todos ellos manifestaron su firme apoyo a la propuesta de que los países ricos en recursos ayuden a otros países a cumplir con los requisitos del RSI.

Fiebre amarilla

En 2013 el Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre inmunización (SAGE) estableció que una sola dosis de vacuna antiamarílica proporcionaba inmunidad de por vida, de modo que no era necesario administrar dosis de refuerzo. De conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (2005), puede exigirse la vacunación a cualquier viajero que abandone una zona con riesgo de transmisión de fiebre amarilla. En su versión actualmente vigente, el Reglamento especifica que los viajeros deben volver a vacunarse cada diez años. En junio de 2016 entrará en vigor una modificación del Reglamento que reconoce la suficiencia de una sola dosis de la vacuna.

Algunos países, sin embargo, desean aplicar ese cambio con efecto inmediato. Los delegados acordaron informar a la OMS en caso de que sus gobiernos opten por aplicar la modificación en cuestión de inmediato y aceptar que los certificados de vacunación contra la fiebre amarilla tienen una validez de por vida. La OMS publicará una lista actualizada en línea con los países en cuestión, para información de los viajeros internacionales. La Secretaría también ha acordado establecer un grupo consultivo científico para colaborar con los países afectados en sus esfuerzos por mantener un análisis actualizado de las zonas de riesgo.

Atención quirúrgica

Los delegados en la Asamblea Mundial de la Salud acordaron la adopción de una resolución sobre el fortalecimiento de la atención quirúrgica esencial y de emergencia, y de la anestesia.

Existe una gran variedad de enfermedades y problemas de salud –desde el cáncer y la diabetes hasta los partos obstruidos o los accidentes de tránsito– que pueden tratarse eficazmente mediante cirugía. En muchas partes del mundo, el acceso a servicios quirúrgicos esenciales y de emergencia es muy limitado, y en los países de ingresos bajos y medios la atención quirúrgica disponible se concentra en los núcleos urbanos. Como consecuencia, las tasas de mortalidad materna permanecen elevadas, las patologías quirúrgicas menores pasan a ser letales y lesiones que son tratables llevan a la muerte o la discapacidad.

La resolución que hoy se ha aprobado ayudará a los países a adoptar y aplicar políticas que aseguren la incorporación de intervenciones de atención quirúrgica seguras, costoeficaces y de calidad dentro del sistema de salud en su conjunto. En ella se destaca la importancia de ampliar el acceso y mejorar la calidad y seguridad de los servicios; fortalecer el personal quirúrgico; mejorar la recopilación, el monitoreo y la evaluación de datos; garantizar el acceso a anestésicos seguros, como la ketamina; y promover lazos de colaboración y alianzas mundiales. La resolución subraya asimismo la necesidad de fomentar la concienciación y el compromiso político en esta esfera.

Productos médicos de calidad subestándar, espurios, de etiquetado engañoso, falsificados o de imitación

Los productos médicos de calidad subestándar, espurios, de etiquetado engañoso, falsificados o de imitación siguen constituyendo una amenaza para la salud, y ello no solo porque no ofrecen los beneficios que anuncian, sino también porque entrañan graves riesgos sanitarios y socavan la credibilidad de los sistemas de salud. La Asamblea Mundial de la Salud había establecido un mecanismo para fomentar la concienciación, recopilar datos probatorios, aplicar medidas y evaluar la eficacia de los esfuerzos desplegados para atajar este problema, y tenía previsto examinar el impacto de ese mecanismo en 2016. En la reunión de hoy, los delegados acordaron posponer esa tarea a 2017, con miras a disponer de más tiempo tanto para la revisión propiamente dicha como para aplicar nuevas políticas para solucionar este problema.


Para más información, póngase en contacto con:

Tarik Jasarevic
Responsable de Comunicación de la OMS
Móvil:+41 79 367 62 14
E-mail: jasarevict@who.int

Christian Lindmeier
Responsable de Comunicación de la OMS
Móvil:+41 79 500 6552
E-mail: lindmeierch@who.int