Centro de prensa

Propagación rápida de la difteria en Cox’s Bazar (Bangladesh)

Comunicado de prensa

La OMS ha advertido hoy de que la difteria se está propagando con rapidez entre los refugiados de la etnia rohinyá que se encuentran en Cox’s Bazar (Bangladesh).

Los asociados de la OMS que trabajan en la esfera de la salud, entre ellos Médecins Sans Frontières y la Federación Internacional de la Cruz Roja, han establecido por diagnóstico clínico más de 110 casos sospechosos de la enfermedad, seis de los cuales ya han fallecido.

El Dr. Navaratnasamy Paranietharan, representante de la OMS en Bangladesh, explica que «estos casos podrían ser tan solo la punta del iceberg. Se trata de una población muy vulnerable y con escasa cobertura vacunal, que vive en condiciones que podrían ser un caldo de cultivo de enfermedades infecciosas como el cólera, el sarampión, la rubéola y la difteria».

El Dr. Paranietharan añade que «por esta razón hemos administrado la vacuna anticolérica oral a más de 700 000 personas y hemos inmunizado a más de 350 000 niños con la vacuna contra el sarampión y la rubéola, en una campaña que acabó ayer. A partir de ahora tenemos que ocuparnos de la difteria».

Desde agosto de 2017, más de 624 000 personas que huyen del conflicto que se vive en Myanmar, el país vecino, se han reunido en asentamientos temporales densamente poblados y con acceso insuficiente a servicios de agua salubre, saneamiento y salud. El número de desplazados continúa aumentando.

La OMS está trabajando con el Ministerio de Salud y Bienestar Familiar de Bangladesh, el UNICEF y otros asociados para aplicar medidas profilácticas y terapéuticas eficaces y evitar así la propagación de este virus respiratorio de gran infectividad.

Estos organismos están colaborando para ayudar al diagnóstico y el tratamiento de pacientes, velar por que se suministren cantidades adecuadas de medicamentos y preparar una campaña de vacunación para inmunizar a todos los niños de seis años de edad o menos con la vacuna pentavalente (DTP-HB-Hib) y la vacuna antineumocócica, que protegen contra la difteria y otras enfermedades. En este momento se está impartiendo una formación para las personas que llevarán a cabo la vacunación.

La OMS ha adquirido un suministro inicial de 1000 viales de antitoxina diftérica, que está previsto que lleguen a Bangladesh durante el fin de semana. Cuando se combinan con antibióticos, las antitoxinas pueden salvar la vida de personas infectadas por la bacteria causante de la difteria, ya que neutralizan las toxinas letales que esta produce.

El Dr. Paranietharan explica: «Estamos colaborando con nuestros asociados para que los trabajadores sanitarios dispongan de orientaciones clínicas, y los enfermos, de suficientes camas y medicamentos. Pero la única forma de controlar este brote es proteger a las personas, sobre todo a los niños, mediante la vacunación».

Para obtener más información, sírvase contactar con:

Gregory Hartl
Departamento de Comunicaciones, OMS
Teléfono (oficina): +41 22 791 4458
Móvil (celular): +41 79 203 6715
Correo electrónico: hartlg@who.int