Centro de prensa

Asamblea Mundial de la Salud: decisiones sobre la poliomielitis, la gripe pandémica y el personal sanitario

Comunicado de prensa

La Asamblea Mundial de la Salud ha adoptado hoy decisiones relacionadas con la poliomielitis, el Marco de Preparación para una Gripe Pandémica y el personal sanitario.

Poliomielitis

Los delegados mostraron su reconocimiento a los esfuerzos que se están realizando para poner fin a la transmisión de la poliomielitis en los tres únicos países donde la enfermedad continúa siendo endémica: el Afganistán, Nigeria y el Pakistán. Por otro lado, expresaron su preocupación por la continua escasez de vacunas con poliovirus inactivados y señalaron la necesidad urgente de contener los poliovirus en instalaciones seguras, destruir los materiales innecesarios y confinar adecuadamente los recursos que puedan utilizarse en la investigación o con otros fines, cuestiones estas de especial importancia desde la erradicación del poliovirus salvaje de tipo 2 en 2015.

Tras la aprobación de una resolución sobre la erradicación mundial de esta enfermedad en la 41.ª Asamblea Mundial de la Salud, en 1988 se puso en marcha la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis. Desde entonces, el número de casos de la enfermedad se ha reducido en más del 99,9%. Además, la Iniciativa también ha permitido reforzar la capacidad de los países para hacer frente a otros problemas de salud, por ejemplo mediante una mejor vigilancia de la enfermedad, la mejora de los sistemas de salud y los servicios de inmunización, la alerta temprana y la respuesta a los brotes y las emergencias.

Ante la erradicación cada vez más próxima de la poliomielitis, los delegados trataron también sobre la reducción gradual de la respuesta mundial a la enfermedad, reconociendo la importancia de disponer de una estrategia en que se definan las estructuras mundiales y las funciones básicas necesarias para evitar su reaparición, así como los recursos financieros para mantenerlas. La elaboración de esta Estrategia de Certificación Posterradicación ya está en marcha, con el fin de presentarla el año próximo ante el Consejo Ejecutivo y la Asamblea Mundial de la Salud.

Los delegados se felicitaron de los esfuerzos dedicados a planificar la situación posterior a la erradicación de la poliomielitis, incluida la labor de determinación a nivel de toda la Organización de los principales riesgos programáticos, financieros, organizativos y de recursos humanos que conllevará el término de las actividades encaminadas a erradicar la enfermedad en el mundo. Por ello, pidieron a la Directora General que la Organización conceda prioridad inmediata a la planificación de la transición a la era posterior a la erradicación y subrayaron la necesidad de velar por que las necesidades relacionadas con esta transición se incorporen plenamente durante la elaboración del próximo presupuesto y ciclo de planificación de la OMS.

Marco de Preparación para una Gripe Pandémica (PIP)

Los delegados reafirmaron la función crítica del PIP como instrumento internacional especializado que facilita el acceso rápido a los virus gripales con potencial pandémico para el ser humano, el análisis de los riesgos y el acceso rápido, justo y equitativo a las vacunas y otros beneficios.

Los delegados hicieron también hincapié en la importancia de priorizar y apoyar la preparación y la respuesta mundiales ante una gripe pandémica, en particular por medio del fortalecimiento de la vigilancia nacional de los virus gripales estacionales y de las capacidades de fabricación, así como de la coordinación y la colaboración internacionales a través del Sistema Mundial de Vigilancia y Respuesta a la Gripe (SMVRG) para identificar y compartir rápidamente virus gripales con potencial pandémico.

La Asamblea de la Salud acordó que la Secretaría de la OMS deberá realizar un análisis completo, en consulta con los Estados Miembros y las partes interesadas pertinentes, incluido el SMVRG, de las repercusiones que puede tener modificar la definición de materiales biológicos PIP con objeto de incluir los datos sobre secuencias genéticas y ampliar el marco de PIP para incluir en él la gripe estacional. Además, los delegados acordaron que el modelo de Marco de PIP se puede utilizar para otros organismos patógenos.

El Marco del PIP se estableció en 2011 en pro de una mayor equidad y solidaridad entre los países cuando se declare la próxima pandemia. Este Marco proporciona a la OMS acceso inmediato a cerca del 10% de la producción mundial de vacunas, lo cual le permite enviar dosis que pueden salvar vidas a los países en desarrollo que las necesiten.

Personal sanitario

La Asamblea de la Salud acordó adoptar un plan de acción quinquenal en virtud del cual la OMS colaborará con la Organización Internacional del Trabajo y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico para trabajar con los gobiernos y las principales partes interesadas a fin de suplir el déficit mundial de personal sociosanitario y contribuir a los esfuerzos internacionales por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El plan hace un llamamiento a los países a considerar que el personal sociosanitario es una inversión, y no un costo, y a aprovechar los beneficios económicos que conlleva el crecimiento de este sector. En el Plan se establecen los cinco ejes en que la OIT, la OCDE y la OMS trabajarán a nivel intersectorial: galvanizar el apoyo político; mejorar los datos y las pruebas; transformar y ampliar la formación y las competencias del personal sociosanitario, así como los empleos dignos en el sector; dedicar más recursos para aumentar el número de trabajadores en el sector, y potenciar al máximo los beneficios mutuos derivados de la movilidad internacional del personal sanitario.

Otro de los objetivos es potenciar al máximo la participación de la mujer en la economía y fomentar su empoderamiento a este respecto. El Plan se ocupa también de la salud y la seguridad en el trabajo y de la protección y la seguridad del personal sociosanitario en todos los ámbitos, así como de la reforma de los modelos de servicio para prestar una atención sanitaria eficaz, en particular en las zonas desatendidas.

En este Plan de acción se respalda la Estrategia mundial de la OMS de recursos humanos para la salud: personal sanitario 2030. El Plan facilitará la aplicación de las recomendaciones de la Comisión de Alto Nivel sobre el Empleo en el Ámbito de la Salud y el Crecimiento Económico del Secretario General de las Naciones Unidas, que ha calculado que, con el crecimiento y la evolución de las poblaciones, la demanda de trabajadores sanitarios se duplicará de aquí a 2030.

Para obtener más información, sírvase contactar con:

Fadéla Chaib
Departamento de Comunicación de la OMS
Móvil (celular): +41 79 475 5556
Correo electrónico: chaibf@who.int

Tarik Jasarevic
Departamento de Comunicación de la OMS
Móvil (celular): +41 79 367 6214
Correo electrónico: jasarevict@who.int

Christian Lindmeier
Departamento de Comunicación de la OMS
Móvil (celular): +41 79 500 6552
Correo electrónico: lindmeierch@who.int