Centro de prensa

Los viajes en la OMS: un apoyo a las actividades programáticas

Comunicado de prensa

Los viajes son un aspecto esencial de la acción sanitaria mundial de la OMS. Los expertos viajan para reunirse y adoptar decisiones colectivas sobre las intervenciones sanitarias, o se desplazan hasta cualquier parte del mundo donde se precise asistencia técnica. El gasto de la OMS en concepto de viajes ascendió a US$ 234 millones en el año civil de 2015, y a US$ 200 millones en el de 2016 (una disminución del 14%).

Menos de la mitad de esos costos corresponden a viajes de funcionarios: casi el 60% se gasta en los viajes de expertos externos para actividades de apoyo a los países y en los viajes de representantes de los Estados Miembros para participar en reuniones técnicas o de los órganos deliberantes de la OMS.

Los viajes del personal de la OMS se inscriben en una variedad de actividades: por ejemplo, para evaluar la preparación de los países en materia de emergencias, llevar a cabo campañas de vacunación, formar al personal sanitario de los Estados Miembros, o fortalecer la gestión institucional.

La OMS dispone de una política clara en materia de viajes, que se ha visto reforzada recientemente con la solicitud de la Directora General Margaret Chan de que se prohibieran los viajes en primera clase en toda la Organización, sin distinción de puesto o grado. Los viajes en clase preferente solo se permiten en el caso de los viajes oficiales de una duración superior a 9 horas. Además, los viáticos de los viajes financiados por la OMS se ajustan a las tarifas de las Naciones Unidas.

La Directora General respeta estrictamente las políticas de la OMS en materia de viajes. No viaja en primera clase y percibe los viáticos que corresponden según las tarifas de las Naciones Unidas. Por ejemplo, en un reciente viaje a Guinea, los gastos de alojamiento por noche fueron los mismos que los de los demás viajeros de la OMS (212 euros), cantidad que se corresponde perfectamente con los viáticos de las Naciones Unidas.

En ocasiones, cuando un Estado Miembro invita a la Directora General, el país anfitrión la aloja gratuitamente y no hay gastos a cargo de la OMS. En esos casos, la Directora General no recibe ningún viático.

La OMS trata continuamente de reducir los gastos de viaje. El respeto general de la política de la OMS en materia de viajes es alto, y aumenta cada año. Por ejemplo, hasta la fecha, en 2017 solo el 20% de los pasajes de clase preferente se adquirieron menos de 14 días antes del viaje (en las emergencias a menudo hay que saltarse la norma de los 14 días y la compra puede autorizarse después de un examen preceptivo del caso). Se trata de una mejora destacable respecto del 31% registrado en ese mismo periodo en 2016 y el 39% de 2015.

Para ontener más información, sírvase contactar con:

Christian Lindmeier
Departamento de Comunicación de la OMS
Móvil (celular): +41 79 500 6552
Correo electrónico: lindmeierch@who.int