Centro de prensa

La OMS colabora en la contención de un virus raro en la frontera entre Uganda y Kenya

Comunicado de prensa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está trabajando para contener un brote de enfermedad por virus de Marburgo (EVM) que se ha declarado en la zona oriental de Uganda, en la frontera con Kenya.

Se ha confirmado la muerte de al menos una persona por EVM, y son varios centenares las que pueden haber estado expuestas al virus en centros sanitarios y en ceremonias funerarias tradicionales en el distrito de Kween, una zona montañosa a 300 km al nordeste de Kampala.

El primer caso fue detectado por el Ministerio de Salud el 17 de octubre. La paciente, de 50 años, falleció el 11 de octubre en un centro sanitario con fiebre, hemorragias, vómitos y diarrea. Los análisis realizados en el Instituto de Investigaciones Virológicas de Uganda confirmaron la EVM como causa de la muerte.

El hermano de la paciente también había fallecido con síntomas similares 3 semanas antes, y fue enterrado en una ceremonia tradicional. Se dedicaba a la caza y vivía cerca de una cueva habitada por murciélagos del género Rousettus, que son los huéspedes naturales del virus de Marburgo.

Se están investigando y tratando otros dos casos, uno sospechoso y el otro probable. Está en marcha una búsqueda activa de personas que puedan haber sido infectadas por el virus o estado expuestas a él.

El Ministerio de Salud ha enviado a la zona un equipo de respuesta rápida que cuenta con apoyo de personal de la OMS, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Red Africana de Epidemiología de Campo (AFNET).

La OMS está suministrando material médico y proporcionando orientaciones sobre cómo inhumar a los cadáveres en condiciones seguras y dignas. Además, ha liberado US$ 500 000 de su Fondo para Contingencias relacionadas con Emergencias, destinados a financiar actividades de respuesta inmediatas.

«Estamos colaborando con las autoridades sanitarias para dar una respuesta rápida», ha dicho Ibrahima-Soce Fall, Director Regional de Emergencias para la Región de África en la OMS. «Uganda ha gestionado antes brotes de ebola y marburgo, pero es necesaria ayuda internacional urgente para ampliar la respuesta, dado el alto riesgo general de propagación nacional y regional de esta enfermedad epidemiógena».

La EVM es una enfermedad rara, pero con gran mortalidad y para la cual no hay tratamiento específico.

Notas para los editores

La enfermedad por el virus de Marburgo (EVM) es una enfermedad grave y con gran letalidad causada por el virus homónimo, de la familia Filoviridae, a la que también pertenece el virus del Ebola. El virus de Marburgo es uno de los patógenos humanos más virulentos. El periodo de incubación de la enfermedad es de 2 a 21 días. Los síntomas aparecen bruscamente y consisten en fiebre, escalofríos, cefaleas y mialgias. Aunque es rara, la EVM puede ocasionar grandes brotes con elevadas tasas de letalidad (del 23 al 90%). La enfermedad se transmite por contacto directo con sangre, líquidos corporales o tejidos infectados de personas o animales salvajes, como monos y murciélagos frugívoros.

En Uganda se han documentado los siguientes brotes recientes de EVM:

  • 2007: 4 casos, 2 de ellos mortales, en el distrito de Ibanda (Uganda occidental).
  • 2008: 2 casos no relacionados entre sí en viajeros que volvieron a los Países Bajos y a los Estados Unidos de América, respectivamente, después de haber visitado cuevas en Uganda occidental.
  • 2012: 15 casos, 4 de ellos mortales, en los distritos de Ibanda y Kabale (Uganda occidental).
  • 2014: 1 caso en un profesional sanitario del distrito de Mpigi (Uganda central).

Para obtener más información, sírvase contactar con:

Christian Lindmeier
Departamento de Comunicación, OMS
Móvil (celular): +41 79 500 6552
Correo electrónico: lindmeierch@who.int