Centro de prensa

La OMS condena el ataque a un hospital de Médicos sin Fronteras en el Yemen

Declaración
28 de octubre de 2015

La Organización Mundial de la Salud (OMS) condena el bombardeo en la provincia de Saada, al norte del Yemen, de un hospital mantenido por Médicos sin Fronteras (MSF). Según MSF, este acto dejará a 200 000 personas sin acceso a una atención médica que puede salvarles la vida.

El ataque viola el derecho humanitario internacional. Se trata del segundo ataque a un centro sanitario de MSF en un mes. El 3 de octubre, en el bombardeo de otro centro médico mantenido por MSF en Kunduz (Afganistán) murieron 30 personas y hubo 27 heridos entre el personal de MSF.

El bombardeo representa un grave revés para MSF y la comunidad afectada, y un obstáculo más a la labor humanitaria en el Yemen.

La OMS insta una vez más a todas las partes en el conflicto a que respeten la seguridad y neutralidad de los profesionales y los centros sanitarios. Tragedias como esta pueden y deben evitarse si las partes enfrentadas observan sistemáticamente el derecho humanitario internacional y adoptan todas las medidas precautorias necesarias.

La OMS está cada vez más preocupada por las continuas amenazas a los profesionales, los centros y los transportes sanitarios, sobre todo en Iraq, Siria y el Yemen. La Organización está colaborando con los asociados para proteger de la violencia a los pacientes y a la infraestructura, los profesionales y los suministros sanitarios, minimizando así las perturbaciones de una atención sanitaria imprescindible.

Enlaces conexos