Centro de prensa

Confirmado en Liberia un nuevo caso de la enfermedad por el virus del Ebola

Declaración de la OMS
1 de abril de 2016

Se ha confirmado en laboratorio un nuevo caso de la enfermedad por el virus del Ebola en Liberia: una mujer de 30 años que falleció ayer por la tarde mientras era trasladada a un hospital de Monrovia, la capital.

El Ministro de Salud de Liberia, la OMS y los organismos asociados enviaron de inmediato un equipo a la comunidad de las afueras de Monrovia donde vivía la mujer y al dispensario en que recibía tratamiento para iniciar la investigación del caso y la localización de las personas que pueden haber estado en contacto con ella.

Las autoridades sanitarias de Liberia celebraron una reunión de urgencia a primera hora de esta mañana con los principales asociados para coordinar y planificar una respuesta rápida.

Este último caso supone el tercer rebrote de la enfermedad por el virus del Ebola en Liberia desde que el 9 de mayo de 2015 se declarara extinguido el brote inicial. El último brote de Liberia se inició en noviembre del 2015 y se dio por finalizado el 14 de enero de 2016. La vecina Guinea también se encuentra ante un nuevo conglomerado de casos de ebola en la prefectura de Nzérékoré, al sur del país.

A principios de esta semana, por recomendación del Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional, la OMS declaró que la epidemia de ebola en África occidental ya no constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional. La OMS ha señalado que Guinea, Liberia y Sierra Leona cuentan en estos momentos con capacidad de detección y respuesta para gestionar con eficacia los rebrotes activos de ebola, tras poner de relieve la rapidez en la respuesta y la contención de los pequeños brotes recientemente declarados.

Ahora bien, la OMS ha reiterado que se esperan rebrotes adicionales de la enfermedad en los próximos meses, debido en gran medida a la persistencia del virus en algunos supervivientes, y que los tres países deben mantenerse en máxima alerta y preparados para responder. La OMS mantiene a cerca de 1000 profesionales experimentados en la región, preparados para contribuir a las operaciones de respuesta en emergencias de ser necesario, que además colaboran en la recuperación y el fortalecimiento de los sistemas de salud en los tres países.