Salud sexual y reproductiva

Consejos provisionales sobre la transmisión por vía sexual de la enfermedad por el virus del Ebola

Enero de 2016

La transmisión por vía sexual del virus del Ebola de hombres a mujeres es altamente probable, aunque de momento no está demostrada. La transmisión de mujeres a hombres, aunque teóricamente posible, es menos probable.

Varios estudios han demostrado que el virus del Ebola puede aislarse del semen hasta 82 días después del inicio de los síntomas, y en una investigación de un caso reciente se ha identificado material genético (ARN) del virus mediante pruebas de amplificación de ácidos nucleicos (como la RT-PCR) 199 días después de la aparición de los síntomas. Esto excede con mucho el periodo de detectabilidad del virus en la sangre de las personas que han sobrevivido a la enfermedad y es muy posterior a la superación de la enfermedad. Se cree que la detección de material genético del virus muchos meses después del inicio de los síntomas es un signo de la presencia continuada o, al menos, muy reciente del virus del Ebola vivo y potencialmente transmisible.

En apoyo de la opinión de que el virus del Ebola puede transmitirse a través del semen se aduce un único caso de transmisión heterosexual (de un hombre que había superado la enfermedad a una mujer) del virus de Marburgo (que también pertenece a la familia de los filovirus), notificado en 1967 durante un brote.

El ARN del virus del Ebola también se ha detectado mediante RT-PCR en el líquido vaginal de una mujer 33 días después del inicio de los síntomas. El virus vivo nunca se ha aislado del líquido vaginal. Con estos datos tan limitados, se desconoce durante cuánto tiempo persiste por lo general el virus en los líquidos vaginales o si puede ser transmitido por vía sexual de mujeres a hombres.

Se precisan más datos de vigilancia e investigaciones sobre los riesgos de la transmisión por vía sexual y, en particular, sobre la prevalencia del virus viable y transmisible en el semen a lo largo del tiempo. Entre tanto, y sobre la base de la evidencia actual, la OMS recomienda lo siguiente:

  • Todos los supervivientes de ebola y sus parejas sexuales deberían recibir asesoramiento con el fin de adoptar prácticas sexuales seguras hasta que su semen arroje resultados negativos en dos pruebas de detección del virus. Se debería proporcionar preservativos a estas personas.
  • A los hombres que hayan superado la enfermedad se les debería ofrecer la posibilidad de someterse a una prueba de detección del virus en el semen tres meses después del inicio de los síntomas y, posteriormente, a aquellos que den positivo, todos los meses hasta que sus muestras de semen den negativo en dos RT-PCR, con un intervalo de una semana entre ellas.
  • Los supervivientes y sus parejas sexuales deberían:
    • abstenerse de mantener cualquier tipo de relación sexual; o
    • adoptar prácticas sexuales seguras, en particular el uso correcto y sistemático de preservativos, hasta que su semen haya arrojado resultados negativos en dos pruebas de detección del virus.
  • Teniendo en cuenta nuevos análisis de las investigaciones en curso y las consideraciones del Grupo Consultivo de la OMS sobre la Respuesta a la Enfermedad por el Virus del Ebola, la OMS recomienda que los hombres que hayan sobrevivido a la enfermedad tengan prácticas sexuales e higiénicas seguras durante los 12 meses siguientes al inicio de los síntomas o hasta que los análisis del semen den negativo dos veces para el virus del Ebola.
  • Hasta que su semen dé negativo en dos pruebas de detección del virus, los supervivientes deberían mantener una buena higiene personal y de las manos lavándose de forma inmediata y exhaustiva con agua y jabón después de cualquier contacto físico con el semen, incluida la masturbación. Durante este periodo los preservativos usados deberían manipularse y desecharse en condiciones de seguridad para evitar el contacto con los líquidos seminales.
  • Todos los supervivientes y sus parejas y familiares sean tratados con respeto, dignidad y compasión.