Agua, saneamiento e higiene

Saneamiento y aguas residuales

Cecilia Castro

El saneamiento es fundamental para proteger la salud pública.
Para no exponernos a los residuos que generamos, es necesario mejorar el acceso a servicios de saneamiento básico en los hogares y las instituciones y gestionar sin riesgos la totalidad de la cadena de saneamiento (recogida, transporte, tratamiento, eliminación y uso de los residuos).
Una parte significativa de la población mundial continúa sin disponer de un saneamiento adecuado.

fact buffet

68%Proporción de la población mundial que utiliza instalaciones de saneamiento mejoradas

Nota descriptiva sobre el saneamiento

21002100 millones de personas han conseguido acceder a instalaciones de saneamiento mejoradas desde 1990

Progresos en materia de saneamiento y agua en 2015

La función de la OMS

Aunque la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ha dado un nuevo impulso a los esfuerzos desplegados en esta esfera, la OMS está liderando la lucha por reducir la carga mundial de enfermedades relacionadas con la falta de saneamiento, la medición de los niveles de acceso y el análisis de los factores que fomentan o que impiden lograr progresos.

Además, la OMS promueve prácticas eficaces de evaluación y gestión de riesgos relacionados con la falta de saneamiento a través de directrices e instrumentos normativos, y colabora con sus asociados para reforzar el papel del saneamiento en otras iniciativas sanitarias.

Saneamiento

El saneamiento es imprescindible para prevenir numerosas enfermedades que sufren millones de personas, como las enfermedades diarreicas.

Aguas residuales

Factores como la rápida urbanización explican el uso cada vez mayor de aguas residuales en la agricultura y la acuicultura.

Actualización de febrero de 2017